Un encuentro casual

No suelo hacerme ilusiones por aventuras casuales, mi rollo no es ese. Mi experiencia ha sido desafortunada. Casi nunca he logrado estar lo que se dice satisfecha, satisfecha, con encuentros casuales. Claro, siempre hay unas buenas y malas. Pero en general los hombres cuando se dan cuenta que por fin me llevaron a la cama y consiguieron lo que querían, como diría mi abuela, pisan el acelerador y ponen directa, y cuando uno siente han terminado en un santiamén. Casi siempre suelo decepcionarme del primer encuentro. Con algunos repito, porque veo potencial y un poco para no quedarme con la desilusión que me causó la primera impresión.

Sin embargo, este fin de semana todo fue diferente. Mis amigas y yo, nos fuimos al karaoke del centro comercial, a comer, cantar y disfrutar un poco del fresco de la noche. Sin planes, y sin expectativas, sólo quería pasármela bien. Ya entrada la noche, cuando todo el mundo comienza el regreso a casa, surgió del fondo del local una voz aguda y melancólica que llamó la atención de todas. Su voz y su rostro me cautivaron desde ese momento. Al terminar de interpretar su canción fui al baño y aproveche para felicitarlo. Una cosa llevo a otra, y termine escribiendo mi teléfono en la servilleta que tenia en la mano, por si me quieres llamar le dije.

Cuál no sería mi sorpresa. Esa misma noche, dejando a mi amiga en casa, recibo su llamada. Me asuste un poco, no sabía de que iba el asunto. Serían las doce, quizás, y pensé que era la hora cuando el encanto de la cenicienta se termina. No me imaginaba que el mío recién iniciaba. Me contó un cuento, de esos rollos que suelen decir los hombres. Pero lo que me gustó fue la determinación para decirme que quería estar conmigo, que le diera la dirección y llegaba en ese instante. Lo dude, en medio de un escalofrío que me provoco escuchar una voz cautivadora, pero desconocida. Al final le dije que si, pero con una condición. Voy camino a casa, si llegas justo conmigo, nos vemos. Si no tendrás que esperar. No estaba lejos de ahí y nunca pensé que llegaría antes, aun cuando desde antes, ya lo deseaba.

No tuvimos tiempo de hablar mucho. Ese hombre me toco de tal forma, que mi cuerpo explotó entre sus finas caricias y la agresividad de su sexo que de inmediato comencé a sentir entre sus ajustados jeans. Lo que toco, lo convirtió en placer. Su barba recién salida. Sus brazos largos y sus finos dedos tocándome en todos lados, como sabiendo a donde dirigirse y como frotar esa parte que me conectaba con todo. Mi ropa no resistió mucho tiempo el vendaval de caricias del que me lleno y quedo esparcida por toda la sala. Poco a poco, fui descubriendo su cuerpo. Sus bellos abundantes. Sus partes finamente delineadas, que se armonizaban justamente con sus bruscos movimientos que me provocaban temblores y escalofríos. Su mirada me penetraba, explorando mi silueta como queriendo encontrar partes de mi cuerpo nunca antes exploradas. Mi conexión fue total, y las caricias y el juego erótico que inundó mi habitación esa noche, dio paso a una penetración como nunca imagine que podría suceder en un primer encuentro, alcanzando múltiples orgasmos con la facilidad que sólo se da, con años de relación. Como dice mi abuela, me cogió por donde quizo, y me penetro de tantas formas y posturas, que me provoco un gustó que aún hoy, perdura.

Tengo la esperaza que pronto lo veré.  Aunque sea sólo para que me susurre la canción que me provoco el primer orgasmo de esa noche.

4 comments

  • Susana

    me has provocado muchas sensaciones. Algo similar me paso a mi. No será el mismo hombre?.

  • la impostora

    yo estuve en el karahoke ese y no canto nadie como el que describes. Todos los de esa noche eran vagos…… impostora.

  • tina

    jajajajja la historia fue buena jajajjajajja q

  • Lidia

    Pues querido amigo, yo queriisa compartir MI ALEGRIA contigo. Entiendo los altibajos, yo tambie9n los paso pues no soy siempre como queriisa ser y en la vida he cometido ERRORES COMO CASAS, pero no debemos amigo mio, perder la ESPERANZA, NI LA FE. Ese es nuestro motor, y tu lo tienes… PONLO EN MARCHA, los que te rodean, en primer lugar tu family, necesita que este9s A TOPE, asi que…. FELIZ, MUY FELIZ, FELcdCISIMA NAVIDAD EN CRISTO JESdaS.Amigo querido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *