Sin saber qué paso

20070624132407-facilEsa noche me sentí nostálgica. Y con suerte me encontré a un hombre, que me cambio la noche y muchos días más. Después de esa primera vez, salimos varias veces más, a comer, a tomar café y poco a poco a involucrarme en su vida, al punto que conocí a su hermana, a un tío y a varios amigos suyos. Todo paso rápido, unas semanas, a lo sumo un mes. Escuchamos música en su casa, tomábamos vino en la mía, paseábamos a los perros juntos. Hasta que una tarde que llego a casa, me dijo que nos fuéramos a Livingston. Al otro día, paseamos junto al mar varias horas tomados de la mano, luego subimos a una lancha que nos llevo a los siete altares. Nos metimos al agua y regresamos al hotel por la tarde noche. En la cena nos besamos. El me gustaba. Yo le gustaba. Me dijo cosas muy bonitas, yo lo escuche con asombro y correspondí. Entonces me abrazó y me acaricio con mucho tino. Salimos a la calle, caminamos unas cuadras y encontramos baile y ritmo. Me excito ver la contorción de los negros bailando en frenético ritmo. Lo tome de la mano, le dije que me sentía a gusto con él. De nuevo me abrazo y de nuevo nos besamos, escuchando el ritmo erótico de la noche. Regresamos al hotel. Nos volvimos a besar. Entramos con prisa al cuarto. Ahí me desnudo y yo quede reflejada por una luna llena profunda entre sus manos y mis deseos. Sus caricias eran dulces, pero no llegaban a generar pasión a ninguno de los dos. El tiempo pasaba y la luna se escondía. El encanto se terminaba, hasta que nos dormimos, desnudos, abrazados, con su pene entre mis nalgas sin querer ir más allá haciendo una noche inolvidable porque no paso nada. Nunca hubo penetración. Esa clase de intimidad que nunca antes has tenido, que te sienta mal, que asumes parte de culpa por no incentivar sus deseos, por no excitar su pasión lo suficiente para lograr que te penetre. Pero así fue esa noche. Dos cuerpos desnudos, durmiendo entrelazados anunciando el final de una relación que nunca fue y nunca se consumió.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *