Puedo ser así, pero no peor que él

mujer_solaLa primera vez me costo, pero luego me propuse que podía hacerlo y lo hice.

En el fondo me sentí una basura, pero aprendí de mi marido. Fue mi maestro y ha sido el mejor que he tenido.

Así que primero aprendí a mentirle, y cuando necesité ser convincente lo logre sin miedo. Luego se me dio natural. Y pude serle infiel, así como él y lo mejor decirle en su cara que jamás lo fui y jamás lo sería.

Me acuerdo bien, esa vez, cuando me encontró con mi amante saliendo de un café. El estaba seguro que yo tenía una aventura, pero necesitaba comprobarlo. Pero enfrente de Carlos lo logré convencer que solo éramos amigos. Pude mirarlo a los ojos y decirle lo que quería escuchar. Jure por quién fuera sin sollozar siquiera que solo él existía.

Soy tan mentirosa como él, por eso lo aborrezco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *