Mi vida normal

Mi madre había salido, mi padre estaba de viaje y mis hermanos estaban en la U. Así que llame a Javier, para que llegue a casa. Hacía días que andaba con deseos, así que cuando colgué, me excite con solo pensar que haría el amor en el sofá de mi padre. Me quite el calzón que andaba. Me quede solo con el vestido, pues quería que me tomara no más entrar. Sentir su pasión dentro de mi cuerpo, que me hiciera gemir hasta alcanzar el orgasmo. Pero el tiempo pasaba y mi ansiedad era mayor. Finalmente llego, salí a su encuentro y lo bese tanto que no pasamos del portal. Cuando su mano se di cuenta que no tenía ropa interior, todo fue más fácil. Se aferro a mi cadera y se tiro sobre el sofá. Yo me puse arriba y me penetro repetidas veces hasta que logre venirme. De pronto estaba lista para seguir pero Javier se puso inquieto. Y qué pasa si viene alguien dijo. Nos da tiempo, insistía pero fue en vano, de pronto mi madre llego. Me vio algo inquieta. Sabía que había cogido pero no dijo nada. Javier se despidió. Y todo volvió a la normalidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *