Mi madre y mi primera vez

La primera vez que me masturbe fui cachada por mi madre. Comencé explorando mis partes tal y como decía un artículo que encontré en una revista femenina. Lo tome literal y me comenzó a gustar. Sin darme cuenta estaba gimiendo con fuerza. Y yo sospecho que estaba a punto de tener un orgasmo, dado que la intensidad de mis movimientos y las ganas que tenía de orinar eran inversamente proporcional a lo que sentía, así que continúe con mayor ímpetu, hasta que mi madre abrió la puerta del cuarto y todo terminó en un susto. Deja de hacer tanto ruido y por favor, arregla tu ropa. Dijo antes de salir del cuarto sonriendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *