Mentiras

1266587849866_fSteve me juró que estaba enamorado de mí, y me lo creí. Pero jamás fui capaz de entender que en realidad estaba apasionado por mis piernas largas, mi pechitos de limón endurecidos, mi pusita rica y mi forma de vestir desprolijamente sexy. Entendí y acepte como trataba de olvidarme, cuando tenía sexo con otras chicas. Pero en la cama, nadie le hacía sentir tan bien como yo. De eso si estoy segura. Por eso me mentía.

One comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *