Mensaje para mis admiradores

A raíz de este blog conozco muchas personas. Todos me preguntan si en realidad soy la que escribe cosas de sexo. Siempre me sonrío un poco, pero nunca afirmo ni niego nada. En realidad no creen que siendo como soy, escriba “morbosidades” como me dijo uno por ahí.

En Facebook mi grupo de seguidoresestá creciendo. He de reconocer que no estoy del todo pendiente de esta red. Mi editora de vez en cuando me recuerda que debo actualizar mi muro.

Cuando ingreso, siempre hay más de alguien que me aborda. Hay quienes sienten curiosidad. Otros en cambio con más pelados y comienzan a decir cosas. El otro día un tipo me pregunto si tenía mi vagina humeda. Otro me propuso comprarme un video, yo haciendo el amor. Otro más quería verme masturbarme y el otro quería tener ciber sex por el chat. En algunos casos me ha causado mucha gracia. En otros miedo. El acoso se soluciona bloqueando a los imbéciles.

Me han dejado mensajes muy provocativos, otros vulgares y sin gusto. Algunos me preguntan que es lo que más me gusta del sexo, y siempre les contesto que todo. También hay quienes me mandan fotos, sus fotos, pienso yo. A todos les digo, chicos, así no van a conquistar a nadie. El sexo es una relación de consensos, encuentros y mutuo respeto.

En toda esa selva de especimenes diversos, siempre hay quién destaca. Un chico me hizo sentir algo especial. Me escribe cosas muy bonitas y dice  que yo soy su inspiración. De mi parte, lo reconozco, hay algo de curiosidad por conocer quién está detrás de tantas frases lindas. Este chico me dejó su teléfono, por si algún día quería llamarlo, me dijo. Y si reconozco que una vez estuve tentada, pero aún no lo hago.

Hay un chico que conozco, pero el no me ubica.  Debo reconocer que no esta mal, pero igual no es mi tipo. Mi amiga, con la que comparto este espacio delira del morbo.

Quiero decirles amigos y amigas que disfruto el sexo. Pero en este momento tengo una pareja estable de nuevo. Y no lo digo porque no crea en la infidelidad ni en el amor libre. No para nada, creo que si alguien me gusta, voy por él. Simplemente me disfruto al que quiero. Y ahora estoy queriendo mucho a alguien y por lo tanto la paso súper bien.

Lo que quiero decirles es: para tenerme, hay que conquistarme. Me gusta todo el juego previo de la seducción, el mutuo reconocimiento y el disfrute de una buena conversación. Así que les abro la puerta para que lo intenten. Sin vulgaridades y con tacto, estoy seguro que pronto nos veremos……., en algún motel de la ciudad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *