Me piden volver

Pero este fin de semana, salí con amigos y amigas a bailar y en el sitio estaba mi ex. Hacía más de dos años que no sabía nada de él. Y pues cuando nos vimos, los dos tuvimos la misma reacción, nos saludamos y cada quién se intereso por el otro.

Con él tuvimos un romance bastante intenso. Yo me fui a vivir con él por espacio de año y medio. Fue un novio maravilloso, en todo sentido. También en el sexo. Cogiamos dos veces diarias, por la mañana, antes del trabajo y por la noche, antes de cenar. A veces, por la noche nos tirábamos a ver alguna película en la tv y a veces nos daban ganas y continuábamos disfrutándonos.

No me dejó por otra. Simplemente se fue a Xela por un trabajo y no regreso más. Así que yo deje el apartamento y regrese a vivir con mis padres, por ser más barato y cómodo para mi. No quedamos peleando, pero tampoco extrañándonos. Cuando sucedió la ruptura, ya entre nosotros no existía el mismo sentimiento.

En fin, este fin de semana volvimos a bailar y tomar juntos. Mis amigas y amigos, que compartimos estaban felicies de vernos juntos, por nuestra historia. No le gustaba discutir conmigo, era de esas personas que no tenía personalidad para tener una charla seria, sobre cualquier cosa. Y eso nos distanciaba.

Pues nos pusimos el día de nuestras vidas. Ambos solteros, ambos con trabajo estable, estudiando, cosas de ese tipo. Y pues al final de la noche, se ofreció llevarme de regreso a casa y en el trayecto surgio pasar al motel. No me costo aceptar. Esperaba que me lo dijera.

El sexo no estuvo mal, pero también fue algo que no haya vivido antes. Simplemente fue una revelación a destiempo sobre lo que deparaba nuestro futuro. No hubo sorpresas y en menos de dos horas estábamos en camino a casa. Al llegar asumió una postura dominante y pensó que eso ya nos regresaba al punto anterior y eramos pareja.

Al despedirse dijo que pasaría por mi al medio día para ir a almorzar, una cuestión similar a lo que antes hacía, sin preguntar si realmente quería o podía. El almuerzo nos desnudo, la falta de temas, las cosa más sin sentido y la poco empatia que me mostro me hizo sentirme mal. Y lo peor fue cuando me pidió volver.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *