La fácil

Llegue al bar y mis amigas me esperaban. Toma algo, dijo Esther, mientras pedía una mineral para el trago que ya me preparaba. Un tipo se paró del otro lado de la mesa y camino hacia mí. Esther entonces me lo presentó. Es ella, dijo. Te gusta, pregunto. Mucho dijo él, mientras yo daba un sorbo grande de ron puro. Me dio un beso en la mejilla, mientras me retuvo mi mano con fuerza, pero sin cáusame molestia alguna. Cumplido el protocolo Esther se marcho a bailar, el tipo se sentó a mi lado y me pregunto tres o cuatro cosas, hasta que me pregunto si le gustaría irme con él al motel. Me le quede viendo, note cierta seguridad en su mirada y también un rostro impositivo. Pero le agradecía que fuera directo, sin rodeos. Tomé otro trago, lo pensé dos veces y me dije que no valía la pena. Entonces, noto mi indecisión y se acercó suavemente y me dijo cosas al oído que me convencieron. Ok, dije, vamos. Salimos de aquel sitio tomados de la mano, rumbo al parqueo. Pago mientras con el control abría su auto. Entre y sentí el olor fuerte el ambiental. De inmediato abrí la ventana, mientras tomaba rumbo al periférico. Abrí las piernas, tomé su mano y la guie entre mis ganas y mis temores, se sintió cómodo tocando mi vagina. Baje el sipper de su pantalón y metí mi mano, encontré alguna resistencia, pero pronto emergió su pene, antes de llegar lo chupe varias veces. Entró al motel y el rotulo de “en limpieza” estaba encendido. No importaba, comencé a chupar su pene con fuerza. Con ganas. Nos salimos, me volteo sobre el capo del carro y me penetro. Fueron unos instantes ricos, cuando abrieron la puerta, pago, me tumbo en la cama, me lo hizo dos veces más, se bañó, quería más, pero su esposa lo llamó preguntando a qué horas llegaría. No dijimos nada, ni antes, ni después. Me regreso aquel bar y se marchó. Nunca más lo volví a ver, y entre mis amigos se rego la voz que soy fácil. Mi amiga Esther sigue empeñada en conseguirme algún otro amigo que quiera conmigo. Tan necesitada no estoy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *