Infidelidad, las primeras veces, parte II

El primer novio que tuve me fue infiel a la semana. En básicos todo puede pasar, uno es tan tonto y manipulable que cuando pasa, se siente mal, pero con el tiempo, se convierte en una anécdota más. Me hice novia del chavo más popular del colegio. Era un mujeriego, según mis amigas, pero qué importaba, estaba tan guapo que cualquier cosa se podía soportar. Así que cuando nos hicimos novios, sentí la gloria. Pero esa sensación me duro poco. Salimos un par de veces al cine, luego a una fiesta y ahí paso todo. En plena fiesta, me cambió por otra chica mas guapa y más aventada. Entró conmigo y salió con otra. Me sentí fatal, pero contenta al mismo tiempo, pensando que, antes que nada, fui la primera. Aun y cuando solo nos besamos, como se acostumbra a esa edad, me sentí bien de que fui la primera. Que tonta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *