Indecisión

3bf2afdbce345ebb8a0f554fd15eff12En una reunión de amigo, que al poco tiempo se convirtió en fiesta, Luis le confesó a Karla que su esposa le estaba siendo infiel con el jefe la oficina.

Es una desgracia, le dijo. Creo que lo nuestro está por terminar y no quiero. Y me duele perderla de esa manera. Ya es un hecho. Me lo confesó que se acuesta con el jefe y que está bien así. Le dijo Luis a Karla quién lo escuchaba con atención.

De pronto se derrumbo y Karla prefirió llevar al cuarto para que nadie se diera cuenta.
Karla lo vio y se compadeció de Luis. El no pudo contener las lágrimas y rompió a llorar. Ella lo estrecho entre sus brazos, mientras él se aferraba como podía. Así estuvieron un buen rato. Hasta que las cosas cambiaron.

Ven, le dijo Karla, sécate los ojos.

Luis puso sus manos justo en sus piernas y de inmediato Karla se dio cuenta de sus intensiones. Pero no opuso resistencia. Con mucha tranquilidad le pidió que se relajara, vamos relájate.

De pronto Luis la beso. Luego la acaricio. En ese instante Karla pensó que su amigo necesitaba sentirse querido, respaldado. Entones ella lo agarró fuertemente por la cabeza con ambas manos le acercó a su boca y logro que sus labios se fundieron en un ardiente beso.

Ya, estás mejor, le dijo Karla a Luis.

Karla había soñado tantas veces con ese beso. Había sido el amor de la secundaria, pero se lo habían ganado. En ese instante él parecía un adolecente que nunca antes había estado con una mujer. Torpe, tímido y sin saber muy bien que hacer.

Entonces ella soltó los botones de su blusa y abrió con ambas manos la misma para dejar al descubierto su pecho ahora solo protegidos por el sujetador. Luego tomo la mano de Luis y la llevo directamente a su entrepierna, mientras le tocaba.

Entonces Luis salió corriendo.

Karla no daba crédito a lo que pasaba. Más bien no sabía muy bien qué pasaba.
En la salida, Luis le confesó a Gerardo. Dile a Karla que lo siento, pero no puedo serle infiel a mi esposa. Y se largo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *