Fue muy tarde

Dejé el facebook varias semanas y qué cosa más extraña, pero no tengo nada de novedades ahora que ingreso de nuevo.

Mi vida pasa por un momento de paz. Ni novio, ni amigos con derechos y mucho menos sexo casual. Solo trabajo. Solo trabajo y más trabajo.

Al revisar en mi muro, encuentro un post de Lolita, una chica que escribe sus aventuras en la red, igual que yo, y me da envidia de la buena. Es fascinante leer sus aventuras, y me recuerda a mí.

Lo bueno del facebook es que además de contactar con gente, las detiene en el tiempo, las conserva ahí, para cuando tú tengas ganas o disposición. Así que active el chat de uno de los viejos conocidos. Alguien que durante más de tres años me buscó para coger, exclusivamente para coger y lo rechace pues en esos tiempos quería un novio para toda la vida, fiel y amoroso.

Con un simple hola, active mi memoria y obtuve respuesta inmediata. Me contó que se había casado, con hijos y buscando trabajo.

Para no hacer tan larga mi agonía le confesé que andaba buscando alguien que me quitara las ganas, que necesitaba en ese momento, un tipo que me diera mantenimiento a mi cuerpo. Sabía que un puto como él, no podía decir que no.

Pero lo hizo. Puta vos, fue su reacción. Ahora me salís con eso, después de tanto que te roge, ahora come mierda, dejo escrito antes de desactivar el chat.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *