Fiesta en El Salvador

1225714593521_fA finales del año con Claudia nos fuimos a El Salvador invitadas por unas amistades.

Fueron unas vacaciones locas, que terminaron una noche de fiesta en la casa de una amiga, con dos cheros que llegaron a tomar tequila y despedirse.

Yo empecé a coquetear con uno, lo confieso. Y pensé que Claudia haría lo mismo con el otro. Pero no sucedió así. Ellos se quedaron haciendo lo mismo. Entonces pensé en irme al otro cuarto. Dejarlos ahí, pero tampoco sucedió.

La siguiente imagen que tengo es de los cuatro cogiendo como locos en la misma cama. Luego, ellos nos cambiaron. Yo estaba con el otro chico que al principio no me gustaba tanto por su acento, pero resulto hasta mejor que el amigo. Esas escenas se repitieron por varias horas más. Era la forma de tener sexo grupal muy casual.

Cuando por fin, nos quedamos Claudia juntas y sosegadas, disfrutando cada quién a su manera los orgasmos que habíamos logrado, nos miramos sorprendidas cuando los dos chicos comenzamos a tener relaciones entre ellos. Fue una escena surrealista y obscena al mismo tiempo. Sí, aún cuando no lo crean, me escandalice. Pero por otros motivos que no viene al caso mencionar.

Solo recuerdo que Claudia me tomo la mano y dijo, vamos al otro cuarto antes que estos nos pidan que lo hagamos nosotras. Y así terminó todo, corriendo para no caer en la tentación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *