Feliz y contenta

0013375021En un arranque de pasión le dije al oído que lo amaba.

Justo al momento que el clímax nos llenaba de vida.

En un arranque de perversidad me dijo: “no te equivoques, tú no me interesas de nada”

Aclarado el asunto fui feliz por mucho más tiempo de lo esperado.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *