El tamaño no importa

Nunca antes me había puesto a pensar en el tamaño del pene, hasta que me acosté con Estuardo por primera vez. Resulta que su pene es relativamente pequeño. No diminuto, pero si el más pequeño que jamás había visto. Y en principio me dio cierto escepticismo, dado que estaba acostumbrada al tamaño del pene de mi ex marido, que, sin ser exagerado, es grande. En fin, él en cambio es experto en otras artes. Sabe como provocarme los más extraños orgasmos, en las posturas más inverosímiles que jamás me imagine que podría lograr. Solo tiene un defecto: su novia, es bastante celosa y posesiva, así que no podemos vernos muy seguido. Por lo demás, estoy a gusto con él y lo que me provoca, a pesar del tamaño de su pene, es fantástico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *