De rutina y venganza

De casualidad entre a su muro y comencé viendo como estaba relacionado con dos chicas a quién mandaba mensaje directos. Me dio un disgusto enorme. Poco a poco fui construyendo la historia hasta que estuve segura que andaba con otra. Así que lo deje.

Después de un tiempo me busco y me pidió perdón. Le dije que no, al principio, pero después acepte salir con él y terminamos teniendo sexo en varias ocasiones.

Esos encuentros duraron más o menos seis meses, el puso en fb que tenía una relación extraña. Me sorprendio que cambiará su estado, que siempre había estado como soltero. Pero eso me ilusionó de nuevo. El sexo con él siempre fue bueno, pero ahora no quería intentar el asunto sentimental.

Pero una noche lo encontré en una discoteca con otra chica. Me sorprendió mucho mi actitud hacia él y mi reclamo. No eramos nada pero actué como si fuera su novia.

Luego de la bulla que le arme, pensé que no tenía nada malo y que el podía hacer su vida como quisiera. Así que me marche, contenta de haber estropeado su noche.

Esa misma noche llego a mi casa. Llego a reclamarme y terminamos cogiendo. Fue lo mejor que me haya pasado. El placer se mezclo con la furia, la venganza, el desenfreno, la demostración que podía ser mejor que la otra, etc.

Pero el sexo ya no fue igual a la mañana siguiente, ni tampoco en después.

Luego de dos semanas teniendo sexo casi a diario, recibió una llamada de la chica de la otra noche. Ahí me confeso que eran novios. Entonces no le reclame nada. Platicamos decentemente hasta que volvimos a coger y de nuevo la adrenalina del placer y el vicio se apodero de mi cuerpo y no lo deje ir hasta la madrugada.

 

Quedamos así, cogiendo cuando podíamos, yo con mi vida y el con su novia. Hasta que me cansé y termine. Pues me di cuenta que el sexo con él solo tenía sentido si era por venganza. De lo contrario la rutina y la falta de sentimientos se encargaron de matar todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *