Culpa

frases-de-infidelidad1Ese día fue complicado. Steve se enteró que me acostaba con Braulio. Me encaró, pero sin decir estupideces, ni maldecir, solo preguntó de forma civilizada.

Yo evadí, me sentí mal, muy mal. Empecé a besarle desesperada con los ojos llorosos, pero por dentro decía ¡no voy a dejar que llore! ¡ yo no voy a llorar!

Le seguí besando, mientras me quitaba el vestido, entonces lo avente sobre la cama me puse sobre y ahí me miro fijo, justo cuando yo estaba dispuesta no decirle nada.

No, Braulio no detendría mi vida, yo quería ser feliz con Steve… pero sí, me acostaba con su mejor amigo, en la misma cama en donde vivíamos desde hace año y medio. Pero no se lo diría.

Steve me miro fijo y dijo la palabra que no quería escuchar, menos en ese momento “te amo”.

No podía escuchar eso, por lo menos no hoy…después de estar con Braulio. Me hizo sentir mal, no tuve el coraje de decirle la verdad, aún cuando intuía que ya lo sabía todo, así que tuve ganas de gritar pero me quede callada, incluso tenía ganas de borrar las noches con Braulio cosa que jamás me había pasado, pero tenía una culpa horrorosa que no me dejaba continuar, así que subí a la terraza del edificio y grite por unos minutos hasta que me canse…y regrese a la cama con Steve.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *