Confesiones

fiestaNo pienso en nada, solo me dejo llevar por las ganas. Es Roció quién explica su pasión.

Yo no tengo ningún juguete sexual, ni vibrador, ni nada que se le parezca. Tampoco me gustan los tríos y menos el sexo en grupo. Me parece algo poco higiénico, dice Angelica.

Es raro pero es real, todos los hombres piensan que las mujeres nos gustan los penes grandes y gruesos. Y en muchos casos resultan dolorosos y poco prácticos, agrega Juani.

A mí me gusta que las cosas sucedan naturalmente. Lo erótico me perturba. Me prende.

Yo solo me masturbo cuando es verdaderamente necesario. A pesar que no tengo novio, tengo una vida sexual plena.

Esas conversaciones se daban en un ambiente relajado, al calor de una taza de café y pastel de chocolate. Cada una contaba una historia diferente, algunas iban en plan masoquista alrededor del novio o el esposo y otras en el plano cursi del amor que no llega.

Todo eso quedo en suspenso cuando le toco el turno a Esther. Una chica de 26 años, que confesó que era virgen aún.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *