Category Archives: Cotidiano

Despedido

Un día, uno de mis jefes del trabajo me llamó a su oficina. Y de forma proponente y abusiva me dijo que tarde o temprano, esos labios gruesos y sabrosos le darían una mamada y mejor si era en ese momento que tenía ganas, si quería conservar el trabajo. Acostumbrada

Dilema

Estamos en un pequeño bar de la zona uno. Me siento agresiva y tomo vino. Una chica, del grupo de amigos me aborda: deduzco que eres una chica muy expresiva —. —¿Sí? ¿Por qué? —conteste con gesto juvenil. —Por la cara que acabas de poner —reponde. —Si, verdad, digo regalando

« Older Entries