Category Archives: Aventuras

El billar

Un día mi novio, mi amiga y yo fuimos al billar. El sitio era en si una galera acondicionada para juegos de azar, en donde el billar simplemente era el juego preferido de jóvenes, pero servía de cubierta para el alcohol y lo demás. Mi novio no se sintió a

El maloso y la malosa

Los convivios navideños pasan cosas impredecibles. Este año no fue la excepción. Resulta que mi mejor amigo llevo a su novia a la fiesta. La tipa me cae mal y es reciproco la cosa. El hablaba con la novia cuando llegué. Es bastante celosa, así que mi primera reacción fue

Ficción

Al cumplir los 22 me desconecte de la rutina y tome mi mochila y partí a otro mundo. Comencé recorriendo el caribe, la cultura garífuna, su forma de vida y todo eso. Ahí conocí a un tipo con quién me embarqué en una aventura de sexo, pasión y peligro. El

La fácil

Llegue al bar y mis amigas me esperaban. Toma algo, dijo Esther, mientras pedía una mineral para el trago que ya me preparaba. Un tipo se paró del otro lado de la mesa y camino hacia mí. Esther entonces me lo presentó. Es ella, dijo. Te gusta, pregunto. Mucho dijo

Relación compartida

Me cautivo. Fue atracción fatal. Era un tipo guapo, pero bastante morboso, obsesionado por el sexo y bastante manipulador. Conmigo no fue necesario manipularme. Yo lo desee desde la primera vez. Cuando llegamos al motel, le bajé el pantalón. Pausadamente le acuclillé, y comencé a tocar su pene entre su

Instinto

Invite a Marta a mi apartamento por puro instinto de querer saber si realmente tenia algo que yo quería. Siempre andaba con ginas, sus pies me parecían maravillosos, y sus labios fabulosos. Me atraía, pero nunca me propuse acostarme con ella. Yo no era así. Pero quería descubrir si en

Dilema

Estamos en un pequeño bar de la zona uno. Me siento agresiva y tomo vino. Una chica, del grupo de amigos me aborda: deduzco que eres una chica muy expresiva —. —¿Sí? ¿Por qué? —conteste con gesto juvenil. —Por la cara que acabas de poner —reponde. —Si, verdad, digo regalando

La convivencia

Después de los 20 me refugie en el vino y la buena vida. Descubri mis bajos instintos y me convertí en promiscua. Estuve vagando por diversas camas y tipos, sin encontra rumbo, por que las fantasías que había creado en mi mente, se cumplian con gente que no se merecía

Inmadurez

A los 18 años conocí a Ernesto, con quién me fui a vivir. El tenía 36 años, estaba en un proceso de separación y lo había conocido porque mi tío llevaba su divorcio. Mi madre se puso histérica cuando le conté que me iría a vivir con él. Estaba recién

« Older Entries