Buscando a Syd

fdeBuscamos a……….

No vendo, pero las llevo con el dealers.

No andamos buscando drogas. Solo aventuras le contestamos.

Y así fue como seguí llegando al billar y así fue como termine en su cama.

En realidad, mi amiga fue primero, después yo.

El tipo es joven y apuesto. Vividor de los que no hay. Pero sincero.

Pero lo mío fue el acabose. Termine de fija, de novia, con un tipo fascinado con el mundo de la droga y las telenovelas colombianas, pero que no vendía, ni traficaba, ni consumía droga. Algo raro en aquel ambiente.

¿Qué cómo paso?. No sé. Pero me encanto. Lo digo con franqueza.

El tipo se enamoró de mí.

Yo no había cumplido los 20 años aún, cuando pase de ser la novia de un tipo que regentaba un billar y conectaba a los consumidores con los traficantes, para vivir la vida como en novela.

Mi amiga se burlaba, pero me daba la razón. Es un tipo bueno, en todo el sentido. Pero en la cama es el mejor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *