Buenos días

nakedAl despertar ese dia, te vi dormido boca abajo. Justo a mi lado, por donde el sol se asomaba.

Entonces pude ver todo tu cuerpo, pero me fije en tu hermoso culo.

Ese perfecto y redondo culo que me atrajo desde el principio a tu vida.

Te confieso que el solo verte así me provoco un orgasmo.

Me acuerdo bien, pues abrí mis piernas, me apoye sobre tu espalda para encajar mi sexo sobre esas nalgas duras que tienes. Luego comence a frotarme sobre ti. Una y otra vez, primero de forma lenta y después con mayor fuerza, hasta llegar al orgasmo.

Esa maravillosa sensación que solo tu me provocas.

Te deje mojado y con un beso en el cuello termine a tu lado.

Era los buenos días, para tu terminaras la buena acción de la mañana.

Te quiero amor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *