Mi hermanito y sus problemas

Nadie se prepara para la sorpresa más inesperada del mundo.

Un día, Raúl, mi hermanito, me contó que se había enamorado de una prostituta.

No me lo dijo con esas palabras, pero mi sorpresa fue mayuscula. Más conociéndo cómo es.La historia es larga y complicada, pero en resumen me confesó que la conoció de casualidad en un centro comercial. Ella le contó dónde trabajaba y el llegó con sus amigos  unas noches después.

Antes de continuar quiero dejar claro que no tengo perjuicio alguno contra esa profesión.

Con el tiempo, se convirtió en rutina sus visitas a la barra show. Y luego pago por tener sexo con ella. Una cosa llevo a otra y después de un año se hicieron novios. Ahora me lo cuenta.

El problema es que la llevo a mi apartamento. Me pide un tiempo para buscar un mejor lugar donde vivir.

Mi hermanito tiene 19 años, y además de ser una buena persona, es sobre todo ingenuo. Ella tiene más de edad y de ingenua nada. Es enfática en decir que no necesita ser salvada por nadie, pues nadie la obliga hacer lo que hace.Y recalca que le gusta su trabajo. Yo creo que se está aprovechando de él, pero sería injusto que la juzgara.

El abiertamente ha expresado su amor, ella se aprovecha. Pero no niego que hacen una bonita pareja.

Como todos los fines de semana, ella tomas sus cosas y se marcha para el trabajo. Regresa de madrugada, a veces tomado, quizás drogada también, aún cuando ese extremo es una suposición mia.

Es una chica muy guapa, bastante posesiva, pero me cae bien. Mi hermano no acepta consejos. Asegura que ya no tiene sexo con nadie, solo baila. Ella también lo asegura.

Llevamos así cinco meses y yo le insistó que deje de trabajar, pero mi hermano me pide que no me meta en la relación. Entonces ella replica que si le consigo un trabajo donde gane lo mismo, lo deja. Así me callan la boca.

En realidad he dejado de meterme. Y ahora nos llevamos bien los tres. Salimos juntos, toda mi familia la conoce y los domingos la pasamos en casa de mis padres.

A mi madre le da miedo esa relación. Siempre pensando cosas extremas me dice angustiada que un día se pueden encontrar a un ex novio o cliente celoso y mi hermano pueda tener problemas. En cambio mi padre, no deja de verla con ojos de morboso.

Con el tiempo que tengo de conocerla, puedo asegurar que es una buena persona. Pero no creo que este enamorada de mi hermano.

Es honesta, hasta cierto punto. Nunca engaño a mi hermano, tampoco oculto nada y él siempre supo de que trabajaba. Así la acepto, así la tengo que aceptar yo. No sabe si las cosas van a funcionar con Raúl. Su experiencia hace que sea escéptica en ese punto y yo la comprendo.

A veces me dan ganas de recriminarle, pero entiendo que no tengo ningún derecho para hacerlo. Entonces me quedo callada y sigo todo con bastante naturalidad.

En las noches cuando la casa de queda en silencio, los escucho coger y comprendo a mi hermanito. No lo justifico, pero estoy segura que tiene el mejor sexo de su vida.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *