Amor y odio juntos

 

La vida no espera, se nos esfuma por nuestra paciencia, después de todo así es la vida, argumente. Si pero tú tienes la culpa, replico. Una relación abierta, si pero no lejana, replique. Pero nunca te importo eso, dijo, es más, tú pusiste barreras y dijiste que odiabas que colmara tu tiempo. Claro pero ahora no me dedicas nada, dije. Te quiero cerca, dije sin argumentos. El insistio en lo obvio, me dijiste al principio que no me fuera a enamorar de ti, que estaba bien solo así. No me quejo de eso, agregue, es que cuando me prometes el cielo y la tierra y no obtengo más que mierda, me emputa. Además, le dedicas más tiempo a esa puta. Ah¡ eso no es cierto. Pero además …. Eso poco importa, si te acuestas con cualquiera, dije en un estado de crispación. Si pero, cuál es tu enojo entonces, preguntó al mismo tiempo que me pidió más calma para solucionar el problema. Ninguno, contesté para poner punto final a la discusión. Ninguno?, responde confundido. El problema soy yo, mierda, me enamoré de ti y ahora no se que hacer. Y por eso te odio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *