Rusia vence a la OTAN/EEUU en guerra político electoral

Ollantay Itzamná

Terminada una de las tantas guerras europeas, mal denominada, II Guerra Mundial, (1945), la Unión Soviética (Rusia) fue uno de los vencedores derrotados.
En 1989, la oligarquía rusa, representada por Mijail Gorvachov, entregó el país al neoliberalismo. Desde entonces, el país hizo grandes esfuerzos por ser admitido por Occidente/EEUU, y formar parte de la OTAN, con la esperanza de garantizar a Europa y al mundo una paz duradera.
Desde la década de los 90 del pasado siglo, Vladimir Putin hizo un constante esfuerzo de “ingeniería diplomática” con gobernantes de los EEUU para “ser amigos”.
Pero, ni Putin, ni Rusia, fueron aceptados por Occidente colectivo, mucho menos por los EEUU. Y nunca por la OTAN.
Hasta que vinieron las invasiones por parte de los EEUU a Irak, Afganistán, Libia… Y Rusia las condenó enérgicamente.
Europa continuó incorporando a más socios en la OTAN para acorralar geopolíticamente a Rusia. Y así, llegó la guerra de Dombas, Ucrania, impulsada por neonazis y Occidente. Firmaron un Pacto con Rusia. Pero, ni Occidente colectivo, ni los neonazis de Kiev cumplieron dicho Pacto. Fue sólo para ganar tiempo y para armar a los neonazis.
Llegó entonces 2022. Obligaron a Rusia a ingresar a Ucrania para detener la masacre de rusos ucranianos, y para frenar el avance militar nazi.
Fue cuando se activó la artillería mundial mediática de la “rusofobia”. Prácticamente fue una demonización global de toda la cultura y expresión rusa.
En ese contexto se dio el reciente proceso electoral en Rusia. Proceso en el que Occidente colectivo hizo campaña, no sólo contra Vladimir Putin, candidato a la re, re, reelección presidencial, sino contra el proceso eléctiral ruso.
La sorpresa fue que, de los 112 millones de rusos convocados a las urnas, 76% acudieron a las urnas, y el 89% de los votos fue para reelegir no sólo a Vladimir Putin como presidente, sino para ratificar el destino de Rusia y del mundo que Vladimir Putin representa: un mundo plural, multipolar.

Facebook comentarios