La necesidad de afinar los mensajes en la campaña de cierre: el último momento es el decisivo

Por:Edna Hernández Saraccini
Los tres mensajes o cuatro que logró posicionar la candidata de la oposición durante el único
encuentro en el que participó, que fue de todo menos debate, han surtido el efecto que pretendía.
Finalmente, de una manera o de otra todos los estamos repitiendo. En este caso, la gente con
formación y criterio lo ha empleado como una catarsis a través de una infinidad de creaciones con
el más puro e ingenioso sarcasmo. Pero ¿qué pasa con la población que tiene como principal
referente la televisión nacional? Puede suceder que tomen como cierta la información de los
mensajes, y es que queramos o no todos los estamos replicando.

La presencia que están teniendo principalmente en las redes conceden una ventaja para la
agrupación política verde. Óscar Wilde hizo famosa la frase: “Que hablen mal de uno es terrible.
Pero es peor que no lo hagan en absoluto “.

Si nos fijamos las frases que se han quedado en el ambiente llevan la intención de desacreditar,
impulsar miedo, y confundir. Por eso creo que sería mejor en este caso empezar a viralizar el
slogan de SEMIILA: “Cambio y Desarrollo” y combate a la corrupción.

Las teorías de la comunicación conductista durante la propaganda en un proceso electoral tienen
como característica incidir en el comportamiento del receptor, de quien se espera una respuesta
favorable a favor del solicitante.

En esta última fase la UNE ha afinado la propaganda negativa “que contribuye en gran medida a
deformar o distorsionar la información que se debería transmitir en las campañas electorales,
reduciéndola a una forma vulgar de manipulación y exaltación de la imagen por encima de los
temas de interés social.” Ya que, finalmente, lo que busca es la manipulación de las masas para lo
que la controversia es el mejor caldo de cultivo.

Los resultados de la última encuesta de la empresa CID-Gallup presentada hoy por la Fundación
Libertad y Desarrollo, aparece como un contrapeso de la campaña negra vigente. Sería
conveniente un giro, dadas las circunstancias, para viralizar esos resultados que otorgan la
intención del voto con un 64% para BERNARDO ARÉVALO, frente a 36% para la candidata en
contienda.

O sea, que el mensaje más atinado en estos momentos debería destacar que de cada 100
personas, 64 están dispuestas a votar por BERNARDO ARÉVALO, del Movimiento Semilla y solo 36
por la otra opción. Así, sin mencionar el nombre para desvanecerla.

Además de repetir hasta el cansancio los tres objetivos del Plan de Gobierno de BERNARDO
ARÉVALO: 1) Rescatar las instituciones de la corrupción. 2)Reconstruir e impulsar el tejido
económico. 3) Atender las brechas sociales históricas que han empeorado.

Siempre es bueno dar una mirada a lo que dice la ciencia de los fenómenos sociales. En este caso,
la Teoría de la Comunicación Social.

telegram
Facebook comentarios