¿Detenta el inimputable genocida Netanyahu la carta de la elección presidencial de EU?

Alfredo Jalife-Rahme

¡Nadie en el mundo puede detener al inimputable genocida Benjamin Netanyahu!

Thierry Meyssan, primer geopolítico en el top ten del ranking mundial (), alerta que Israel prepara un ataque contra el Líbano (Réseau Voltaire número 78).

Iris Leal (IL) del Haaretz –anti-Netanyahu y cercano al anacrónico Partido Laboral, aliado de Biden–, sentencia que con “los kahanistas en el poder, los israelíes son los nuevos malvados (sic) del mundo ()”.

IL define a la banda de kahanistas como seguidores del ministro supremacista neocolonial de Seguridad (sic) Ben Gvir del partido Otzma Yehudit (Poder Judío).

El kahanismo constituye el sionismo religioso del rabino Meir Kahane (MK), fundador de la Liga de Defensa Judía y el partido Kach.

El rabino MK, condenado por terrorista en el mismo Israel (sic), definió que todos (sic) los árabes que viven en Israel son enemigos de los judíos y alentó a la creación de un Estado teocrático judío.

Los kahanistas/Kach/Otzma Yehudit son definidos como judíos fascistas.

En su entrevista con el juez Napolitano, John Mearsheimer, profesor de la Universidad de Chicago, aduce que Biden está fuera de tono con los alcances del inimputable Netanyahu () y la fortaleza doméstica del “ lobby israelí” que controla a los dos partidos del Congreso de EU (https://amzn.to/476u7M8).

En la reciente conferencia del omnipotente lobby israelí AIPAC ( ),Netanyahu rechazó los asertos de Biden, quien había (im)puesto una línea roja contra la inminente invasión de Israel a Rafah, ciudad fronteriza de Gaza sur con Egipto, donde se encuentran hacinados 1.4 millones de palestinos hambrientos y sedientos que han huido del norte y el centro de Gaza (). Netanyahu planteó su propia línea roja que desdibuja la línea roja de Biden a quien dejó en ridículo: “Para ganar esta guerra, debemos destruir los batallones de Hamas que quedan en Rafah. De lo contrario, Hamas se reagrupará, rearmará y reconquistará Gaza y entonces volveremos al punto de partida. Y esa es una amenaza intolerable que no podemos aceptar ()”. Agregó que la aplastante mayoría de Israel se opone a la idea de un Estado palestino.

Según EIR, el senador Chuck Schumer (CS), quien representa a Wall Street, la City de Londres y su sección anglófila de la comunidad de inteligencia, replicó en forma ardiente: “También creo que el primer Netanyahu ha perdido el rumbo al permitir que su supervivencia política tenga prioridad sobre los mejores intereses de Israel ()”.

CS, el líder judío Jázaro () de mayor rango en el gobierno de EU, conminó a realizar elecciones en Israel con la esperanza de una derrota en las urnas de Netanyahu y un triunfo del general Benny Gantz.

Como era de esperarse, el Partido Republicano se le fue a la yugular de CS, lo cual refleja que el inimputable genocida Netanyahu juega la carta de un triunfo de Trump en la elección presidencial.

El omnipotente lobby AIPAC (), quien le brindó su hospitalidad a Netanyahu en sus momentos de desasosiego –después de la publicación de la Evaluación de Amenaza Anual 2024 de la Comunidad de Espionaje de EU, que vaticina que los días de Benjamin Netanyahu en el poder están contados–, es más proclive al Partido Republicano, según una investigación de Haaretz ().

Breitbart, portal muy cercano a Trump, explota la colisión pública entre Netanyahu y Biden: “Los demócratas traicionan a Israel en medio de la guerra: la peor crisis en la historia de las relaciones ()” e; “Israel puede perder la guerra por la lentitud de entrega de municiones (https://bit.ly/4cjWRVi)”.

Nadie detiene a Benjamin Netanyahu quien acaba de aprobar los planes operativos para invadir Rafah, a pesar de la hilarante línea roja de Biden (https://bit.ly/3v28kIkx)”.

Netanyahu apuesta al triunfo de Trump, después de haberlo traicionado. Su precio pasa por la inmolación de Rafah ().

http://alfredojalife.com

telegram

La Jornada

Facebook comentarios