Día de sobregiro de la tierra

Omar Marroquín Pacheco

Estamos en un sobregiro ecológico, hoy la tierra agotará todos los recursos naturales para el año 2022.

El 27 de julio del año 2022 fue la fecha en que la humanidad alcanzó el límite, hemos utilizado de una manera desmedida los recursos que el planeta genera en un año. La batería se nos agota y es el momento de tomar conciencia.
En los últimos años la sobre explotación ecológica se ha incrementado de manera desmedida, la extracción y el consumo irresponsable producen impactos devastadores para el medio ambiente.

Todos como ciudadanos tenemos el poder de mejorar nuestros hogares y comunidades. Sin embargo, el mayor potencial de impacto a gran escala reside en los gobiernos y en las empresas que eliminan sus políticas y estrategias con la realidad de nuestro planeta finito.

Los expertos manifiestan que hemos consumido en menor tiempo los recursos naturales que el planeta es capaz de renovar en un periodo anual. Para calcularlo se toma como referencia el promedio entre la huella ecológica y la biocapacidad, consideradas como las medidas en hectáreas globales por persona.

Para tener una idea el Global Footprint Network cálculo cuántos planetas necesitaría cada país si continuamos con el actual ritmo de consumo:
1. Estados Unidos necesitaría 5 planetas.
2. Dinamarca 4.3 planetas.
3. Corea del Sur 3.8 planetas.
4. Alemania 2.9 planetas.
5. Reino Unido:6 planetas.
6. China 2.3 planetas
7. Brasil 1.8 planetas.
8. Indonesia 1.1 planeta.
El planeta nos está enviando señales, debemos actuar de inmediato. Cada vez las personas son más consumistas y menos conectadas con la naturaleza.

La idea de los expertos y precursores de un movimiento en pro de retrasar el día del sobregiro de la tierra en cinco días por año, con este retraso lograríamos entrar en una compatibilidad antes del año 2050.

Sin duda alguna la ausencia de políticas y gestiones que promuevan medidas sostenibles, generará más desequilibrio en los ecosistemas. Por mencionar algunas problemáticas graves: la destrucción del ambiente, calentamiento global, degradación y extinción de seres vivos, escasez de agua, contaminación, tala indiscriminada, incendios y derretimiento de los polos, afectan negativamente y desencadena situaciones trágicas y catastróficas en el ambiente.

Aún estamos a tiempo de impulsar un desarrollo económico sostenible y responsable, satisfacer las necesidades básicas sin dañar a la biodiversidad, todo eso es posible.

Pensemos juntos nuestros hábitos y escuchemos las alertas que brindan los expertos, no seamos cómplices de una sociedad que arrasa con la naturaleza.


telegram

Facebook Comments Box
Comparte, si te gusto