La relación entre consumo y uso del agua

LA RELACIÓN ENTRE EL CONSUMO Y USO DE AGUA

Omar Marroquín Pacheco

“El interés por la huella hídrica se origina en el reconocimiento de que los impactos humanos en los sistemas hídricos pueden estar relacionados, en última instancia, al consumo humano y que temas
como la escasez o contaminación del agua pueden ser mejor entendidos y gestionados considerando la producción y cadenas de distribución en su totalidad” señala el Catedrático Arjen Y. Hoekstra,
creador del concepto de la huella hídrica.

“Los problemas hídricos están a menudo íntimamente relacionados con la estructura de la economía mundial. Muchos países han externalizado significativamente su huella hídrica al importar bienes de otros lugares
donde requieren un alto contenido de agua para su producción. Este hecho genera una importante presión en los recursos hídricos en las regiones exportadoras, donde a menudo existe una carencia de mecanismos para una buena gobernanza y conservación de los recursos hídricos.

No solo los gobiernos sino que también los consumidores, comercios y la sociedad en general pueden jugar un papel importante para alcanzar una mejor gestión de los recursos hídricos.
Algunos hechos y cifras
? La producción de un kilo de ternera requiere 16.000 litros de agua.
? Para producir una taza de café se necesitan 140 litros de agua.
? La huella hídrica de China es alrededor de 700 metros cúbicos por año per cápita. Solo cerca del 7% de la huella hídrica de China proviene de fuera de China.
? Japón tiene una huella hídrica total de 1150 metros cúbicos por año per cápita, alrededor del 65% de esta huella proviene del exterior del país.
? La huella hídrica de EEUU es de 2.500 metros cúbicos por año per cápita.

? La huella hídrica de la población española es 2.325 metros cúbicos por año per cápita. Alrededor del 36% de esta huella hídrica se origina fuera de España.

Para producir un kilogramo de pan se necesitan 1.600 litros de agua, mediante este tipo de relaciones se mide la huella hídrica, el volumen total de agua dulce usada para producir los bienes y servicios que
consumen personas y comunidades.

Este indicador, que se puede aplicar a países enteros, industrias o sectores de actividad, como la minería o la agropecuaria, no está siquiera en construcción en Mesoamérica, más allá de experiencias
aisladas.

La región, conformada por los estados del sur de México y los siete países de América Central, es en general rica en agua dulce, pero muy vulnerable a cambios que, a mediano o largo plazo, pueden reducir su
disponibilidad.

El despilfarro, la contaminación y la falta de gobernanza ponen en riesgo el recurso, en México, Guatemala y El Salvador.


telegram

Facebook Comments Box
Comparte, si te gusto