La novena Cumbre de las Américas estará marcada por las ausencias

David Brooks
La Jornada

Nueva York. En el segundo día de la Cumbre de las Américas, el gobierno anfitrión finalmente presentó una lista de participantes en la que se revela que se espera la presencia 23 jefes de Estado para cuando el presidente Joe Biden encabece la ceremonia inaugural este miércoles en Los Ángeles, mientras que Cuba sigue entre los países más presentes a pesar de su ausencia.

La ceremonia inaugural está programada para la tarde de hoy, con lo cual arrancará el programa de plenarias y reuniones entre los mandatarios invitados o sus representantes que continuará hasta el viernes. Mientras tanto, en estos dos primeros días sesionaron en foros paralelos oficiales diversos representantes de la sociedad civil, sector empresarial y jóvenes, quienes presentarán sus recomendaciones a la cumbre a finales de esta semana.

Este martes la vicepresidenta Kamala Harris anunció, en el marco de la cumbre, que se ha logrado obtener más de 1.9 mil millones de dólares en nuevos compromisos del sector privado para el esfuerzo que ella lanzó en julio del año pasado para generar oportunidades económicas en el norte de Centroamérica –Guatemala, El Salvador y Honduras– como parte de la estrategia del gobierno de Biden para abordar las «causas fundamentales» de la migración. Con ello, el total de los compromisos ahora ascienden a más de 3.2 mil millones de dólares.

La participación o no de varios mandatarios empaña este tipo de esfuerzos. Se sabe que no estarán presentes los mandatarios de justo los tres países centroamericanos en los que Harris está impulsando su iniciativa. La presidenta Xiomara Castro, de Honduras, y Alejandro Giammattei, de Guatemala, ya habían indicado que no llegarán a Los Ángeles. El salvadoreño Nayib Bukele no aparece en la lista oficial, sólo su canciller.

Los otros países que no estarán representados por sus mandatarios, pero sí enviarán a sus cancilleres u otros representantes oficiales son México, Bolivia, Granada y Saint Kitts y Nevis. Por lo menos tres de ellos, junto con Honduras, citaron la exclusión de Cuba, Venezuela y Nicaragua como la razón principal por la que no participaran sus mandatarios.

Por segundo día, y como se cree será el caso durante la semana, Cuba estaba presente en la cumbre a pesar de su ausencia oficial.

Este martes el secretario asistente de Estado para el Hemisferio Occidental, Brian Nichols, denunció en Twitter que «condenamos las acciones del gobierno de Cuba de negar que asistan siete participantes de la sociedad civil cubana a la cumbre. No invitaremos a los actores no democráticos de Cuba pero creemos que es vital que participen representantes no gubernamentales» de la isla.

Pero Nichols no mencionó que su mismo Departamento de Estado en los hechos negó visas a una delegación de 23 cubanos que habían sido invitados a participar en la Cumbre de los Pueblos, el evento alternativo que inicia este miércoles en paralelo con la cumbre oficial con una amplia participación de organizaciones y movimientos progresistas de todo el hemisferio. (https://peoplessummit2022.org).

El Departamento de Estado insistió en que es falso que se negaron las visas, sino que es resultado de «circunstancias muy limitadas» en la embajada en La Habana y que las solicitudes se tenían que hacer en una embajada o consultado fuera de Cuba.

Por otro lado, Nichols también anunció que se reunió con el artista de la isla Yotuel en la cumbre, y afirmó que Estados Unidos apoya a aquellos cubanos que defienden «patria y vida».

Los oficiales estadunidenses no respondieron a declaraciones de varios participantes, quienes aun antes de llegar hicieron eco de la posición del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador de no excluir a Cuba entre otros países, incluyendo el presidente de Chile, Gabriel Boric, –posición que reiteró el lunes durante su visita a Canadá antes de viajar a Los Ángeles– y su contraparte argentino Alberto Fernández, entre otros.

Algunos políticos estadunidenses continuaron atacando a líderes que criticaron al gobierno estadunidense por no invitar a Cuba, Venezuela y Nicaragua.

Después de que su colega cubanoestadunidense, el senador Robert Menéndez, condenó la decisión de López Obrador de no asistir personalmente a la cumbre, el senador republicano Marco Rubio tuiteó este martes que “me alegra saber que el presidente mexicano que ha entregado regiones enteras de su país a los cárteles de droga y es un apologista por una tiranía en Cuba, un dictador asesino en Nicaragua y un narcotraficante en Venezuela, no estará en Estados Unidos esta semana”.

El segundo día

En las actividades iniciales, la Casa Blanca este martes destacó que «promover los valores democráticos y buena gobernanza» ha sido un eje de las cumbres hemisféricas, y que en esta novena edición buscará promover su llamada «iniciativa presidencial para la renovación democrática», bajo la cual informó que el Departamento de Estado y la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo (Usaid, por sus siglas en inglés) han invertido más de 477 millones de dólares para apoyar democracia, derechos humanos y la lucha contra la corrupción en el hemisferio occidental.

También se realizan otros eventos oficiales paralelos, o con la participación de algunos de los representantes gubernamentales. El secretario de Estado, Antony Blinken; la vicepresidenta Harris y otros altos funcionarios también participaron en foros académicos o de centros de reflexión que se realizan en conjunto con la cumbre.

Al hablar de la libertad de prensa en un acto paralelo a la cumbre, Blinken indicó que uno de los desafíos en la región es la seguridad de los periodistas. Subrayó que “por lo menos 17 periodistas han sido asesinados en el hemisferio este año, incluyendo a Yesenia Mollinedo y Sheila Johana García, la directora y una reportera del sitio El Veraz, en (Veracruz), México, que fueron baleadas el 9 de mayo. Ninguna región en el mundo es más peligrosa para periodistas.

«En Cuba, Nicaragua y Venezuela, el simple acto de realizar periodisimo de investigación es un delito», añadió.

Mientras tanto, los «miles» de participantes en las actividades paralelas como en los eventos oficiales de la cumbre inundan el centro de Los Ángeles. Entre ellos, según la lista oficial de participantes, estarán los secretarios generales de la ONY y de la OEA, representantes de varias organizaciones multilaterales y regionales (Banco Interamericano, Organización de Panamericana de Salud, etcétera) y una lista de «delegaciones de observación» que incluye a la Unión Europea, Caricom y varios países de otras regiones del mundo.

Fuente La Jornada


telegram

Comparte, si te gusto