USAC: el fraude es ilegal e ilegitimo

Miguel Angel Sandoval

La certeza mayor que nos deja el reciente proceso de elecciones en la USAC para el cambio de Rector, es que las buenas formas se fueron muy lejos y en su lugar intentan afianzarse las estructuras menos académicas de lo que existe en la universidad nacional. Si uno le hace caso a las imágenes que recorre por aquí y por allá, vimos que, en el proceso para elegir a los electores, las parrandas con edecanes hicieron su ingreso de manera absoluta. Las edecanes llegaron para quedarse en la tricentenaria. Y junto con ello, las comilonas de chicharrones, la ingesta en cantidades industriales de alcohol, y de ganancia, música de reguetón. La cloaca.
Pero el punto es que el sistema electoral de la USAC fue destrozado. Como se sabe, los alumnos, los catedráticos y los profesionales de cada carrera, eligen a sus electores. Así los de veterinaria eligen entre profesores, estudiantes y profesionales, a quienes los representaran en la ronda final. Ello es un proceso complejo pero muy participativo, pues involucra a los colegios profesionales, a los claustros de catedráticos y a los estudiantes de forma paritaria.
En este proceso que sigue su ruta de impugnaciones, un detalle llama la atención: por el método descrito, se eligieron a 171 electores, de los cuales, solo tuvieron ingreso 72 al salón de votación, mientras que 99 quedaron fuera. O sea, la mayoría. ¿A quien se le ocurre decir que gano las elecciones el autor de este proceso viciado? En otras palabras, de 171 son 99 que no votaron por el supuesto ganador de la rectoría.

Estamos ante un caso de ausencia absoluta de legitimidad. Y ello sin escudriñar los dobleces de tal elección. En un salón prestado por COPEREX, que ya antes había prohibido a Filgua en sus salones en una expresión de rechazo a la cultura, pero ahora como fue fraude, si estuvieron en la jugada, seguramente por encargo o por perspectiva de negocios. Pero el punto es que no se puede tolerar tamañas muestras de descaro en la realización de elecciones en una institución nacional como es la USAC. Sabemos que tiene sedes en todos los departamentos, que sus estudiantes hacen sus prácticas en todo el territorio nacional, y que, entre otras cosas, tienen representación en unas 70 o mas instituciones. Y ello no puede ser convertido en un botín de nadie, y menos por un fraude que se realizad a plena luz del día, con presencia de garroteros y policía con gases.

La guinda del pastel fue el despliegue de la PNC Para cuidar el orden dicen, pero en realidad, fueron quienes impidieron el ingreso de la mayoría de electores, o sea un total de 99 electos de manera democrática. Parecería que las autoridades de la PNC deberían aclarar las razones que tuvieron para impedir el ingreso de la mayoría de electoras a unos comicios de antemano cuestionados.

El proceso continúa. Y en su desarrollo hay declaraciones de las diferentes facultades que desconocen el proceso viciado y demandan un nuevo proceso. Asimismo, ya hay unidades académicas tomadas por los estudiantes, así como hay recursos legales que señalan lo ilegitimo del proceso y la ausencia de legalidad por los vicios que se cometieron en las elecciones; lo cual incluye, encapuchados armados de garrotes, encarcelamiento de un elector, gases lacrimógenos, que deberían ser, llegado el caso y ante una emergencia, para disturbios callejeros no para presionar en unas elecciones en la universidad nacional… Las elecciones se deben repetir.


telegram

Comparte, si te gusto