Sí, es posible recuperar la soberanía eléctrica. Lo hizo Honduras

Ollantay Itzamná

En las últimas horas, el Congreso de la República de Honduras aprobó la Ley Especial para garantizar el Servicio de Energía Eléctrica como un Bien Público de Seguridad Nacional y un Derecho Humano de Naturaleza Económica y Social, con 75 votos a favor, incluido alguno de los partidos privatizadores del sector eléctrico en el país.

La recuperación del control sobre energía eléctrica fue una de las promesas de la actual Presidenta Xiomara Castro, cuando era candidata. Y, ahora, en función de gobierno, y con mayoría parlamentaria en el Congreso, presentó el correspondiente proyecto de Ley.

¿Qué cambiará con esta Ley de electricidad en Honduras?
Desaparece la CREE

Hasta ahora, el sector privado, mediante la Comisión Reguladora de Energía Eléctrica (CREE), tenía la potestad de la administración del sector eléctrico, incluido el establecimiento del costo de kW/h de electricidad. Con esta nueva Ley el Estado, mediante una nueva Comisión electa por el Órgano Ejecutivo, administrará el sector y definirá el costo del kW/h.

En el caso de Guatemala, la Comisión Nacional de Energía Eléctrica (CNEE), controlada por los privados, es la que define el costo del kW/h de la electricidad, a sugerencia de las generadoras y comercializadoras privadas.

La EEH será intervenida

En 2016, ante la “pérdida” de la electricidad en el sistema de distribución, en Honduras se creó la Empresa Energía Honduras (EEH) con el fin de reducir dicha fuga o pérdida. Al momento, las “pérdidas” continuaron, aunque las ganancias económicas para las generadoras privadas aumentaron. Ahora, EEH será intervenida por el Estado y se buscará que cumpla sus objetivos.

En el caso de Guatemala, no existe empresa o entidad que se ocupe de la “fuga” constante de la electricidad. La fuga o las pérdidas, a petición de los privados, las asume el Estado mediante suculentas y crecientes subvenciones económicas al sector eléctrico.

Desaparece la ONG Ods

En Honduras, con la Ley de electricidad del 2013, se estableció que una Organización No Gubernamental (ONG) se encargará de la Operación del Sistema (Ods). Esta ONG se encargaba, desde entonces, de generar información oficial sobre cuánta electricidad y cuándo debía producirse en el país, incluso sugerir precios.

La ONG Ods era de los propios privados que también formaban parte de la Comisión Reguladora de Electricidad (CREE). Con la nueva Ley de Electricidad desaparece la ONG Ods, y las ONGs no podrán decidir en cuánto y cuándo se vende electricidad en Honduras.

Un golpe a la Ley de Alianza Público Privado

Además, con esta Ley, los empresarios privados que instalaron hidroeléctricas o térmicas en Honduras ya no podrán obligar al Estado a que les compre sus chatarras (instalaciones viejas, cuando terminen los contratos de concesión), así como lo establecía (y lo establece aún para otros campos) la Ley de Alianza Público Privado.

Con la nueva Ley de electricidad aprobada en Honduras, el Estado comienza a recuperar su potestad y soberanía sobre la industria eléctrica. Aún hace falta recobrar su soberanía sobre toda la industria energética. Pero, es un importante paso el que acaba de dar Honduras. Sobre todo en la región centroamericana donde la opinión pública hegemónica, e incluso la “contra hegemónica”, aún sostiene que es “imposible hacerle frente al sistema neoliberal” que privatizó todo.

Fuente https://ollantayitzamna.com/2022/05/13/si-es-posible-recuperar-la-soberania-electrica-lo-hizo-honduras/


telegram

Comparte, si te gusto