Al apoderarse de las reservas de Rusia, los EEUU y Europa están dando lugar a un nuevo sistema monetario internacional

En su afán por aplastar la economía rusa, los halcones de EEUU, han abierto el camino para que Rusia y China comiencen a crear un nuevo sistema monetario, muy alejado de la esfera del dólar estadounidense.

ALASTAIR CROOKE, DIPLOMÁTICO INGLÉS SENIOR

La realidad es que la actual operación militar en Ucrania, a su debido tiempo, quedará relegada a poco más que a una nota a pie de página en la historia, pero la guerra financiera total contra Rusia será clave para definir el próximo nuevo orden mundial. De hecho, es posible que ya hayamos sido testigos del momento en que la historia económica cambió de rumbo: el 26 de febrero, Occidente colectivo se apoderó de todas las reservas de divisas del Banco Central de Rusia.

En esencia, Occidente decretó que las tenencias de la reserva soberana rusa en euros, dólares y bonos del Tesoro de EEUU ya no eran ’dinero bueno’. No tenían valor como « dinero » para pagar las deudas rusas a sus acreedores extranjeros. Y al sancionar también al Banco Central de Rusia, se hizo imposible que aquellos que compraban bienes, energía o materias primas realizaran transacciones.

La magnitud de esta decisión se puede dimensionar por un hecho histórico: durante un conflicto anterior -la Guerra de Crimea de 1854–1856- Gran Bretaña y Francia estaban en guerra con Rusia. Sin embargo, en esta guerra, que también estaba centrada en Ucrania, el gobierno ruso siguió pagando los intereses a los tenedores británicos de su deuda, y el gobierno británico también siguió pagando sus deudas al gobierno ruso.

El mensaje ahora es bastante claro: si con solo presionar un botón, un estado importante del G20 puede ver que se apoderan de sus reservas, , entonces, aquellos que todavía tienen ’reservas’ en Nueva York, deben poner sus barbas en remojo y llevar sus reservas a otro lugar mientras sea posible. Y si necesitan mantener algo de valor en un reserva fiable deben comprar y conservar oro.

Ahora, más que nunca, hay que preguntarse que esta pasando detrás de la niebla informativa ¿Qué piensan aquellos que creían que los bonos soberanos de EEUU (Treasuries) eran “dinero inviolable y seguro” ? Bueno, EEUU acaba de declarar nulas y sin efecto esos bonos estadounidense que son de propiedad del Banco Central de Rusia. Tal como están las cosas , puede que ocurra lo mismo que pasó con los bonos imperiales de Rusia que apenas sirvieron para decorar los baños europeos en la primera guerra mundial. Ahora, al parecer, el banco central ruso terminará usando sus tenencias en bonos del Tesoro de EEUU sólo como papel tapiz para sus baños .

¡Pues bien preste atención ! Hay más. En la legislación propuesta al Senado de los EEUU, las reservas de oro en poder del Banco Central de Rusia serán congeladas e incautadas. Sin embargo, hay un gran problema con esta legislación. El oro existe. Está en lingotes de oro físicos (unas 2.300 toneladas), con un valor aproximado de 150 000 millones de dólares, PERO… están almacenados en Rusia. En realidad, no se pueden congelar ni incautar.

Entonces, ¿de qué se trata, si el oro no puede ser incautado? Se trata de sanciones de boicot a cualquier parte o país que ayude a Rusia a transportar o realizar transacciones en oro. Entonces, si Rusia importara, digamos a modo de ejemplo, chips y semiconductores chinos y liquidara la transacción en oro, entonces, en teoría, EEUU podría sancionar a la entidad receptora en China.

Es cierto que las sanciones de EEUU a los destinatarios del oro ruso pueden ser un poco exageradas, pero consideremos este hecho: hay (al menos en teoría) 6 000 toneladas de oro de propiedad de Estados extranjeros todavía en poder en la Reserva Federal de Nueva York.

Ahora, con el precedente ruso las autoridades estadounidenses pueden confiscar fácilmente 6 000 toneladas con solo pulsar un botón … Y por qué no hacerlo: el oro está ahí para apoderárselo. Entonces, ¿por qué los Estados extranjeros querrían seguir manteniendo su oro en Nueva York? ¿Por qué no repatriarlo mientras se pueda ? (Bueno… no será tarea fácil quitarle ese oro a la Fed).

Sí, algunos dirán que Estados Unidos considera que Rusia es un ’mal actor’, mientras que nosotros no lo somos. Ok, eso está bien por hoy. Pero la lista de estados que en un momento u otro han sido etiquetados como ’malos actores’ es larga. Recuerden que incluso Francia, miembro del G7, fue acusada de ser un ’mal actor’ durante la guerra de Irak de 2006.

Seguramente estamos a punto de ver un gran retiro de Reservas que todavía están bajo la jurisdicción de los EEUU. La decisión de Biden de apoderarse de los activos del Banco Central Ruso es tan significativa en términos geopolíticos como lo fue el fin del “respaldo en oro del dólar” por parte de Nixon en 1971. Recuerden que el cierre de esta ’ventana’ fue explicada inicialmente como «una medida temporal».

La consecuencia geopolítica, sin embargo, fue nuclear. El sistema de comercio basado en petrodólares le ha permitido a Estados Unidos ’bombardear’ al mundo con sanciones.( este bombardeó lo permite el comercio denominado en dólares, o el «proceso de compensación» en dólares).

La hegemonía estadounidense sobre el llamado ’orden basado en reglas’ ha sido financiera (y no tanto militar). Es decir, cualquier país que no acepte este “orden” se expone a una sanción estilo ’bomba de neutrones’ del Tesoro estadounidense.

Pero, el 26 de febrero, este sistema comenzó su caída, cuando los ’halcones’ rusofóbicos de Washington agredieron estúpidamente al único país, Rusia, que tiene todos los productos básicos necesarios para desencadenar un cambio que instale un sistema monetario internacional diferente: un sistema que este anclado en algo que no sea dinero fiduciario.

Claramente, el yuan o el rublo pueden reflejar el valor subyacente de sus grandes reservas de oro. También, las materias primas son garantías, y las garantías son dinero. Y Rusia tiene la mayor parte de los productos clave.

En resumen, el sistema monetario occidental basado en el dólar estadounidense, como moneda de reserva, está a punto de terminar en una supernova inflacionaria, ya que EEUU perderá la capacidad de utilizar los ahorros chinos para financiar su déficit presupuestario y comercial.

Y todo esto está sucediendo cuando la generación de los baby-boomers se jubilan y sus pensiones se deben empezar a pagar. Además, los gastos en defensa y los intereses “no discrecionales” ya consumen el 100% de los ingresos fiscales. Así que ahora no hay elección : la Fed imprimirá la mayor parte de un enorme gasto adicional.

Zoltan Poszar, una de las voces más respetadas de Wall Street, argumentó recientemente que el actual sistema monetario funcionó mientras los precios de las materias primas oscilaron de manera predecible dentro de una banda estrecha, es decir, no se encontraban bajo una tensión extrema (precisamente porque las materias primas son garantía de otros instrumentos de deuda). Sin embargo, cuando el complejo de materias primas está sometido a tensiones, como ocurre actualmente, la subida de sus precios provoca una amplia desconfianza a todo el sistema monetario basado en el dólar. Y esto es lo que estamos viendo ahora.

¿No previeron los halcones anti-Rusia estas ’consecuencias inesperadas’? ¿Hubo alguna gran estrategia detrás de la decisión de apoderarse de las reservas rusas, más allá de la actitud visceral contra Rusia?

No, solo fue un impulso desesperado. Lo sabemos porque tanto la FED como el BCE dijeron que no fueron consultados sobre esta incautación o/y la expulsión de siete bancos rusos del sistema de compensación financiera SWIFT, y agregaron que ellos se habrían opuesto a ambas decisiones si se les hubiera preguntado.

Es autodestrucción.

¡Y qué ironía! En su afán por aplastar la economía rusa, los halcones de EEUU, sin darse cuenta, han abierto el camino para que Rusia y China comiencen a crear un nuevo sistema monetario, muy alejado de la esfera del dólar estadounidense.

Fuente Observatorio de la Crisis


telegram

Comparte, si te gusto