India compra petróleo ruso y esquiva sanciones con transacciones de rublos y rupias

Alfredo Jalife-Rahme

Se cocina una «falsa bandera» de uso de «armas químicas» en Ucrania para encubrir los entre 26 y 30 «biolabs» del Pentágono (https://bit.ly/3KPx5JE), del total de 336 (https://bit.ly/3waXhuh), al unísono de la configuración de un “nuevo orden petrolero mundial (https://bit.ly/3JeKb2Q)”.

Más allá de que el premier de Israel, Naftali Bennett, «aconsejó» al presidente ex comediante de Ucrania Zelensky rendirse a Rusia (https://bit.ly/3tdipOy), parece que las «sanciones catastróficas» de Biden, quien tiró a matar –con todo respeto, los demás jugadores ni juegan: sólo reciben órdenes de EU–, no están surtiendo el deseado efecto letal (https://bit.ly/3JgdoKV), lo que permite al Kremlin mayor maniobrabilidad e interoperabilidad, en lo que he denominado la “primera ‘guerra híbrida’ global (https://bit.ly/3w9halv)”, que ha dado pie al «nuevo orden petrolero mundial».

Ni el reino wahabita de Arabia Saudita atiende las «órdenes» de Biden y ya abandonó su histórica alianza petrolera con EU de hace 75 (sic) años (https://brook.gs/36mMAtD). Tampoco las obscenas presiones del rusófobo israelí-estadunidense Jake Sullivan, asesor de Seguridad Nacional de Biden, surten efecto para que China se desacople de Rusia. Todo lo contrario: Arabia Saudita invitó al mandarín Xi Jinping a visitar el reino wahabita (https://on.wsj.com/3CNv7GV). Arabia Saudita contempla esquivar el «dominio del dólar estadunidense en los mercados petroleros» mediante ventas basadas en yuanes (https://bit.ly/3tXPfSV).

Dejo de lado el espectacular acuerdo para que Rusia construya un gasoducto con Pakistán que ya no desea ser «esclavo» de EU: “China, India, Pakistán e Irán rechazan las sanciones catastróficas de Biden vs Rusia (https://bit.ly/3ieclzf)”. SCMP, portal chino de Alibaba con sede en Hong Kong, apunta que «India puede comprar petróleo y materias primas de Rusia a precios rebajados y con transacciones de rublos y rupias que esquivan» al otrora omnipotente dólar estadunidense (https://bit.ly/35ZfEYw).

Hoy India compra de 2 a 3 por ciento de su abastecimiento petrolero de Rusia cuando sus importaciones constituyen 80 por ciento (¡megasic!) de sus necesidades. ¿A cuánto ascenderán las importaciones de petróleo ruso de India que muy bien podrían suplir las exportaciones del Kremlin a Europa y a EU (donde son muy magras del orden de 3 por ciento (https://bit.ly/3MTSjrH)?

Los países de Medio Oriente suministran 62 por ciento de las necesidades petroleras de India, siendo Irak su principal abastecedor en 2021, seguido por EU (sic), Nigeria, Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos (EAU). Respecto del gas natural licuado, Qatar abastece 41 por ciento de India, seguido por Angola (12), Nigeria(11), EAU (11), EU (8), Australia (4), Omán (4) –datos de 2019; https://bit.ly/3w63IyR–. Rusia pudiera sustituir tanto en petróleo como en gas a varios de los señalados cuando se está generando un reshuffling (reorganización) del «nuevo orden petrolero mundial».

¿Qué materias primas (commodities) contempla India comprar también a Rusia, hoy su principal abastecedor militar? Aquí señalamos que la visita de Putin a India (mil 300 millones de habitantes) el 6 de diciembre (https://bit.ly/3KMGthn) fue tan trascendental como su visita histórica a Pekín el 4 de febrero. India también busca comprar materias primas más baratas a Rusia y Bielorrusia, en particular, fertilizantes cuando el precio de los alimentos se ha ido a la estratósfera.

La empresa rusa Surgutneftegaz permite a los compradores chinos recibir petróleo sin garantías de pago de sus letras de crédito para eludir las «sanciones catastróficas» de Biden. El precio de la importación del petróleo ha aumentado 40 por ciento para India, cuyos funcionarios afirman que las «sanciones catastróficas» de Biden contra Rusia «no previenen a India importar petróleo», como lo hace por otras vías celestiales y subterráneas con el gas de Irán, que puede resultar otro de los grandes vencedores, junto a Venezuela y Arabia Saudita, del «nuevo orden petrolero mundial».

http://alfredojalife.com
Fuente La Jornada


telegram

Comparte, si te gusto