Las casas más sencillas, los arquitectos de la naturaleza

Omar Marroquín Pacheco

El título es de un libro del arquitecto venezolano Fruto Vivas, a quien tuve el gusto de conocer hace muchos años, participando yo como estudiante en 2 CLEFAS, que eran Conferencias Latinoamericanas de Estudiantes de Arquitectura, una en San José de Costa Rica en el Colegio Federado de Arquitectos e Ingenieros y la otra acá en Guatemala en el Centro Cultural Miguel Ángel Asturias, donde dictó charlas magistrales.

Fruto Vivas uno de los arquitectos más renombrados nacional e internacionalmente de Venezuela, trabajó junto al gran Arquitecto brasileño Oscar Niemeyer en el Museo de Arte Moderno de Caracas.

Recuerdo también a un profesor que tuvimos en la Facultad de Arquitectura de la Universidad de San Carlos de Guatemala, Arquitecto Novela Chechi, (no recuerdo su nombre), impartía el curso de Geometría Descriptiva, hicimos un trabajo de campo de 3 días de un viernes a un domingo cerca del Volcán de Pacaya, buscando formas geométricas con la naturaleza y el trabajo consistió en describir las formas geométricas y dibujarlas, ej. una tela de araña, una forma de una hoja, el panal de las abejas etc. Fue un trabajo interesante y lo relaciono hoy con el libro de Fruto Vivas.

En el Capítulo 1 del Libro de Fruto Vivas se refiere a ¨Los Arquitectos de la Naturaleza¨ entre los que se encuentran: las abejas, las avispas, las arañas, las hormigas, las termitas, las charchas, el pájaro carpintero, las chicharras, los horneros entre otros.

Antes que el hombre apareciera en la tierra, es decir millones de años antes, los animales ya construían ingeniosos habitáculos, es increíble que sus construcciones siempre nos maravillan y son antecesoras de las viviendas humanas, pero aún no han sido totalmente superadas por la productividad del hombre.

Sus estructuras obedecen a una norma de máxima eficiencia y del mínimo peso, con formas geométricamente perfectas, este tipo de construcciones nos enseñan para poder unir eficacia con calidad constructiva, en el desarrollo de nuestras viviendas.

Muchas de las propuestas constructivas propuestas por los humanos, muchos insectos las habían realizado inducidos por la necesidad, que para ellos es el arma más importante para poder sobrevivir.

Existen hábitat de insectos construidos con estructuras laminares de barro, con formas de bóvedas circulares de altísima perfección y de mínimo peso, donde pueden poner sus huevos, convivir o alimentar a sus crías, es una maravilla la precisión de sus estructuras.

Los nidos de los pájaros, nos proporcionan grandes lecciones de diseño, se va a desarrollar algunos ejemplos para orientar al lector:

LAS ABEJAS: son seres extraordinarios, constructoras realmente sorprendentes, trabajadoras incansables para colocar los huevos, fecundarlos y cuidarlos hasta que lleguen a la edad adulta y sean capaces de volar y producir la miel.

Fabrican la más paradigmática de las estructuras de máxima eficiencia: los panales. Los fabrica con cera con simetría perfecta, compuesto por hexágonos, formados por simple tensión superficial, los huevos son separados por tabique de cera, que al juntarlos forman dichos hexágonos, teniendo un diseño interior extraordinario.

LAS AVISPAS: son animales que construyen sus cámaras de arcilla, es impresionante con la perfección que construyen sus túneles abovedados.

LAS ARAÑAS: los ingenieros más fabulosos de la naturaleza son las arañas, producen un hilo finísimo, de altísima resistencia, con el que tejen maravillosas redes, con estas redes formadas por superficies de una sola cara, atrapan a los insectos que les sirven para alimentarse, existen distintos diseños de telas de araña, sus diseños han sido aprovechados y transferidos para soluciones constructivas de uso cotidiano.

LAS HORMIGAS: al igual que las termitas, estas forman redes de túneles escalonados bajo la tierra, crean cavidades donde almacenan sus alimentos y ponen sus huevos.

Realizan obras de alta tecnología hidráulica, que impiden que sus construcciones sean inundadas. Existe una variedad de hormiga la Leona, que fabrica una cavidad cónica como la de los cráteres de los volcanes, son conos regulares perfectos, en donde la pendiente del micro cráter está diseñada en su límite justo, usa estas construcciones para la estrategia de caza, esto enseña el diseño y uso de estructuras de máxima eficiencia, no solo para protegerse del medio, sino también para alimentarse.

LAS TERMITAS: estas están acostumbradas a construir rascacielos, son edificaciones de barro, que construyen a gran velocidad, como lo consiguen: comen barro y luego lo deyectan, es así como lo humedecen, con el material en ese estado forman largos túneles y amplias cavidades, donde guardan sus alimentos, cultivan hongos y colocan tranquilamente sus huevos, organizando así una ciudad productiva, con orden inusitado, que supera por mucho a las organizaciones humanas.

LAS CHORCHAS: los nidos de las chorchas es una bolsa de casi un metro de largo, que cuelga en las ramas de los árboles, donde se balancean cuando estas se mueven. Las Chorchas viven en colonias, llenando un árbol de muchos nidos, hasta formar una ciudadela. Esta propuesta de las Chorchas inspira a las viviendas colgantes, diseñadas para evadir los terremotos, al poder pendular y así evitar el colapso.

PÁJARO CARPINTERO: con su pico el pájaro carpintero talla los árboles para construir sus nidos dentro del tronco, es fácil reconocerlo en la espesura del bosque, ya que al picotear el árbol, suena como tambor. Los especialistas en aves anotan que el cerebro del pájaro carpintero, flota dentro de su cabeza, para protegerlo al picotear con los golpes que da al árbol.

Con estos ejemplos se quiere ejemplificar cómo la naturaleza, nos proporciona lecciones de alta eficiencia en la construcción.


telegram

Comparte, si te gusto