China critica el calculado juego peligroso de EU en la crisis de Ucrania contra Rusia

Alfredo Jalife-Rahme

G

lobal Times, del Partido Comunista Chino, expuso la malhadada entrevista de la vicepresidenta Kamala Harris a CBS de que Estados Unidos prepara «lanzar sanciones nunca antes vistas» (https://cbsn.ws/3JpubvC) contra Rusia en caso de su «invasión» a Ucrania. China, que mantiene óptimas relaciones con Ucrania, comenta a través de su famoso portal la volcánica situación: “Estados Unidos y Rusia ya se han culpado mutuamente de la situación en Ucrania. Estados Unidos exclama que los ejercicios militares de Rusia cerca de las fronteras de Ucrania pueden ser el preludio de una «invasión» a Ucrania, mientras Rusia arguye que tiene el derecho de movilizar a su ejército en su propio territorio y exigió una promesa de que la OTAN no desplegaría a sus fuerzas en Ucrania” (https://bit.ly/3FvTNEB).

A juicio del portal, después de su debacle en Afganistán, Estados Unidos no tiene hígado para una nueva aventura militar, en medio de la agudización de la pandemia del Covid-19, la hiperinflación y las elecciones intermedias de noviembre de 2022 –donde no luce nada boyante el Partido Demócrata–. En un relato de hechos, contrastantes con la propaganda anglosajona, Global Times aduce que «Estados Unidos continuamente escala (sic) las tensiones en Ucrania oriental. Desde el inicio de este año, Estados Unidos ha enviado bombarderos estratégicos, incluyendo el B-52 y B-1B para abordar zonas como el mar Negro. En noviembre, Estados Unidos envió bombarderos estratégicos y condujo ataques nucleares (¡megasic!) simulados contra Rusia, además penetró el espacio aéreo 20 km cerca de la frontera rusa, en un movimiento obviamente provocador».

El portal chino asevera haber descubierto la estratagema de Biden: “Arroja cerillos en leña seca (…), pero evita sus llamas en forma deliberada” ya que,»mientras más tensa se vuelva la situación en Ucrania, más países europeos dependerán de Estados Unidos», lo que lo coloca como el «máximo beneficiario (sic) de este juego peligroso». Global Times argumenta que el «principal perdedor (sic) será Ucrania, país que se encuentra en turbulencias y divisiones»: Estados Unidos «ha convertido a Ucrania en un peón (sic) en el tablero de ajedrez europeo conforme lo empuja al Este» –a su frontera de mil 944 km con Rusia, la mayor de sus siete fronteras, mientras Washington se encuentra a 7 mil 855 km de Kiev–.

El portal fustiga la «política de Washin-gton de crear crisis», lo cual probablemente «convierta a Ucrania en un polvorín regional», cuando «Estados Unidos usa a la OTAN como un instrumento para canibalizar (sic) y estrangular el espacio estratégico de Rusia».

En efecto, el portal chino redunda en la reciente glosa del zar Vlady Putin, quien ha señalado que la dupla Estados Unidos/OTAN se ha expandido al Este en cinco (sic) ocasiones en más de dos décadas cuando, para Moscú, Ucrania constituye la «línea roja» de su seguridad (https://bit.ly/3pzn4ss). Global Times aprovecha la situación propicia en Ucrania para demostrar que «Estados Unidos no es confiable» y que, con el fin de «asegurar su posición ventajosa, crea disputas, divisiones, conflictos y confrontaciones» en los asuntos internacionales, llegando hasta «desplegar misiles (¡megasic!) en los peldaños de Rusia», en similitud a lo que opera en las costas de China y en el estrecho de Taiwán para «mantener cierto grado de tensión y caos en las áreas circundantes» de Rusia y China, sin desear quizá «iniciar una guerra».

El presidente ruso Putin afirmó durante su célebre conferencia anual de prensa que su «línea roja» es Ucrania y que ya no tenía mayor espacio para echarse más atrás, mientras lanzaba tres preguntas perturbadoras: «¿Qué diría Estados Unidos si estacionamos nuestros misiles en sus fronteras con Canadá y México(sic)?, ¿No tuvieron México y Estados Unidos disputas territoriales en el pasado? ¿A qué país pertenecía California?» Putin concluye que «nadie habla de esto (sic) en la forma de la que hablan de Crimea» (https://bit.ly/3z7tRN7).

A fortiori, Rusia nunca aceptará la instalación de misiles de Estados Unidos en su frontera con Ucrania a cinco minutos de Moscú, como tampoco Estados Unidos aceptaría los misiles de Rusia en el Golfo de México o en el mar Caribe, en reminiscencia de la Crisis de los misiles en Cuba de 1962.

Home

Comparte, si te gusto