Agenda nacional en modo convivio

Por Miguel Ángel Sandoval –

Del 12 de diciembre al 15 de enero, más o menos, la sociedad guatemalteca se declara en modo convivio, y no importa cuál sea el tema de la agenda, se impone un sopor de fiestas de fin de año, de abrazos, de tamales en cenas navideñas y de año nuevo. Todo queda para después. Por eso pienso en ocasiones, que el peor día para firmar la paz fue el 29 de diciembre, un día después del día de los inocentes. Y dos antes del fin de año. Todo mundo en parranda, en esos días sin pandemia, y por ello la paz pareciera que solo fue buena para un brindis. No para mucho más.

Ahora a veinticinco años de la firma de la paz, con pandemia y todo eso, con desempleo, con alza de precios, crisis de migrantes y un largo etcétera, no parece que haya fuerza suficiente, en ningún sector de una vez lo digo, para una conmemoración de un cuarto de siglo con silencio de los fusiles, pero sin cambiar las causas profundas que le dieron origen a la guerra de los 36 años.

Quizás haya un acto cobarde (como decía la expresión de un cómico español) en el patio de la paz, para cambiar la rosa marchita, y nombrar embajadora de la paz a la Miss de la marimba, pero no mucho más. Esa es nuestra realidad hoy día. Sin embargo, la agenda de la paz que ahora cumple un cuarto de siglo, es a pesar de todo, en contra de todo, una agenda vigente. ¡Que diéramos en estos días, por una agenda país con esos contenidos! Mientras tanto, en modo convivio, les digo: ¡Salú!


telegram

Comparte, si te gusto