Construir sobre lo ya construido

Omar Marroquín Pacheco

El crecimiento demográfico acelerado que se da en las ciudades, las nuevas y crecientes necesidades de cambio solicitadas por las ciudades, se enfrentan al momento de proyectar a un tejido ampliamente heterogéneo y en constante transformación.

El incremento en la densidad de una ciudad, afecta directamente en el espacio libre disponible para desarrollar construcciones nuevas e independientes, esto genera yuxtaposiciones de edificaciones en donde la simultaneidad y la coexistencia de búsquedas individuales conduce a una conformación variada del tejido urbano.

Derivado de esto, surgen nuevas oportunidades de proyectos que están caracterizados por una situación de gran proximidad y continuidad con obras preexistentes, donde la arquitectura entra en un escenario ya consolidado, debiendo operar en conjunto con gran cantidad de información provista por su contexto inmediato.

Desde casas ensambladas que comparten parcela, propiedades que conviven en un mismo lote, propiedades que han sido subdivididas o fragmentadas que originan nuevos espacios, esto nos lleva a la pregunta ¿cómo construir sobre un entorno ya construido, cómo insertarse en un edificio ya existente?

Estas situaciones dejan a los arquitectos con una importante responsabilidad: aplicar el pensamiento y diseño creativo para establecer un diálogo con los edificios antiguos, aplicando las nuevas tecnologías a las obras ya construidas con anterioridad.

El reto es tener la mejor técnica y estrategia de acoplamiento, ¿es posible relacionarse sin mimesis y sin evidenciar las intervenciones nuevas.

Es necesario comprender y absorber estrategias de diseño, que nos indiquen cómo actuar de forma pertinente, abogando por intervenciones que, si bien yuxtapuestas y evidenciadas, se apropien de lo existente y revalorice su carácter.

Comparte, si te gusto