Pandora Papers desnuda la putrefacción neoliberal en América Latina: Lasso, Piñera, Vargas Llosa

Alfredo Jalife-Rahme

América Latina (AL) no necesitaba de la hediondez explosiva de los Pandora Papers para exponer la debacle financiera/económica y sociopolítica del caduco modelo neoliberal y su pernicioso decálogo del Consenso de Washington (https://bit.ly/3vud9G8).

El desplome del globalismo neoliberal en AL desde México hasta Perú se ha acelerado y generalizado –con la nada honrosa excepción de Ecuador, donde triunfó su «presidente Tik Tok», el banquero Guillermo Lasso: más por los errores estratégicos de campaña del correísmo, que por sus aciertos (https://bit.ly/3C4b0n2)– donde hoy triunfan los soberanistas frente a los globalistas (https://bit.ly/3aTqUVe) y una de cuyas principales características es la asombrosa cuan fascinante revuelta de los millennials.

La aguda profundización de la desglobalizacion (https://bit.ly/3jkpLKT) arreció desde 2019 con un caos relativo, al unísono de la “agonía del neoliberalismo con auge de la remilitarización (https://bit.ly/3vFkra9)”, que implora a gritos sus exequias democráticas. Hoy, dos años más tarde, el globalismo neoliberal en AL ha llegado al límite de su putrefacción con la exposición pestilente de los Pandora Papers, hermanos simbióticos de los Panama Papers, y su blanqueo fundacional en las Islas Vírgenes Británicas (sic), donde han sido exhumados nombres de presidentes en funciones, como Lasso –recidivista caradura con su lavado adicional en Dakota del Sur– y el pinochetista Sebastián Piñera, de Chile, propulsado como el nefario «modelo (sic) a seguir» por sus epígonos y propagandistas de Televisa (https://bit.ly/3DVyGdz), al unísono del muy mancillado Premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa, que todavía se atreve a propinar lecciones de moral desde su patente inmoralidad (https://bit.ly/3naSD9r).

Mientras en otros países expuestos de AL se lavan olímpica y lamentablemente las manos como Poncio Pilatos, sobre los inmundos nombres de los hermanos simbióticos Panama Papers/Pandora Papers, en Ecuador, su Parlamento convocó al desfalleciente Lasso a comparecer, lo cual le puede valer ser defenestrado, si es que se aplica correctamente la ley que prohíbe tajantemente la evasión fiscal y el blanqueo de su clase política (https://bit.ly/3G1pXso). Lasso, que suele ser incontinentemente locuaz ante los multimedia, se defiende como gato boca arriba (https://bit.ly/2Ze3jMy) y ha optado por una defensa muy endeble al acusar de «conspiración» a medio mundo, lo cual tilda en forma alucinatoria de “golpe a la democracia (https://bit.ly/3pnC8Kd)”. Con la carga de un motín en las cárceles de Ecuador –más de 100 muertos–, Lasso ya había decretado hace 20 días el “estado de excepción (https://bit.ly/3pfIpHx)”: situación que parece complacerle, ya que el 18 de octubre volvió a decretar otro «estado de excepción» yuxtapuesto al anterior, ahora para el país entero, con el fin de alargar su proceso de defenestración (https://bit.ly/3G5SP2K).

Desde hace dos años también estalló el mito chileno y su pinochetismo neoliberal (https://bit.ly/3G0SJJA). Piñera es un caso perdido y naufraga en medio de la derrota del globalismo neoliberal (https://bit.ly/3jjx8lL): ahora será sometido a juicio político para ser humillantemente defenestrado, debido a la venta de acciones del proyecto minero Dominga en 2010, cuya compraventa fue descobijada por los Pandora Papers y armada, para no variar, en las Islas Vírgenes Británicas (https://bit.ly/3n7ZsbW).

Ya hace cinco años, el estrambótico Vargas Llosa, con un hilarante complejo de superioridad (https://bit.ly/2Z2r0rq), fue atrapado en su lavado en los Panama Papers (https://bit.ly/3vpzFzP). Ahora Vargas Llosa, recidivista consuetudinario del blanqueo, es exhibido sin pudor ni rubor por los Pandora Papers en su evasión fiscal en las Islas Vírgenes Británicas.

La Academia Sueca, que otorga sus Premios Nobel en forma selectivamente antigravitatoria, si es que no se quiere hacer cómplice de preseas sin probidad que ofenden a la mayoría de la población de AL, debería rescindir el Premio Nobel de Literatura del presunto delincuente peruano.

Home


Fuente la Jornada


telegram

Comparte, si te gusto

PublicoGT es una publicación del Consejo de Investigaciones en Desarrollo, una entidad de investigación que desarrolla proyectos de comunicación social y análisis sociopolítico.

publico