Ruleta del casino afgano: el general Mark Milley advierte la probabilidad de una guerra civil

Alfredo Jalife-Rahme

Esquivo abordar ahora la impactante reseña del científico ruso Dimitry Orlov(https://bit.ly/3jM65QX), no se diga del francés Thierry Meyssan(https://bit.ly/3tjhivl), sobre la cadena de mentiras imbricadas al montaje hollywoodense del 11/9 al que sucumbió la mayoría del planeta debido al control de los multimedia/redes sociales y a su perenne «guerra de propaganda»: quizá la más eficiente arma del eje anglosajón de EU y Gran Bretaña, hoy resquebrajado.

Hasta The Washington Post expone “Los papeles de Afganistán: la guerra contra la verdad de EU (https://bit.ly/3BLtLuQ)”.

Desde que sigo la guerra de la CIA en Afganistán hace ya 40 (sic) años no pierdo de vista la indeleble entrevista a Le Nouvel Observateur de Zbigniew Brzezinski(ZB) –ex-asesor de Seguridad Nacional con Carter, íntimo de Obama y máximo geoestratega del Partido Demócrata–, quien confesó haberle tendido una trampa a la ex URSS, con su marioneta Osama Bin Laden –muy cercano al nepotismo dinástico de los Bush– para que Moscú se empantanara en Afganistán,lo cual contribuyó a la disolución del imperio soviético (https://bit.ly/3BBtH0C).

El ex Director de la DIA(Defense Intelligence Agency https://www.dia.mil ), teniente general Michael Flynn,confiesa que toda la parafernalia yihadista es creación de los servicios de inteligencia de EU: instrumento geoestratégico del Pentágono para la nueva cartografía de Medio Oriente(https://bit.ly/2ViOerj).

Con tanta confesión literaria de las matrushkas yihadistas de la CIA/DIA desde hace más de 40 años, los comunes navegamos en el campo minado de las intrigas y las triangulaciones de EU y Gran Bretaña en la ruleta del casino afgano(https://bit.ly/3n1YQWZ).

Nada menos que el general Mark Milley, mandamás de las Fuerzas Armadas Conjuntas de EU, predijo a Fox News en su estancia en Ramstein (Alemania) –adonde fue a operar la recepción de refugiados,espías, colaboracionistas, contratistas, consultores y traductores que huyeron de Afganistán– una «probable guerra civil» después del retiro de las tropas de EU, lo cual pudiera desembocar en la parusía de “Al Qaeda o al crecimiento de ISIS u otra miríada (sic) de grupos terroristas (https://fxn.ws/3h5aMn2)” cuando “se puede vislumbrar la resurgencia del terrorismo proveniente de esa región en general (sic) en 12, 24 o 36 meses”.

El General Milley no es tampoco una perita en dulce y se ha enfrascado en fechas recientes en un duelo verbal con el ex presidente Trump, quien lo acusó de insubordinación a sus órdenes como comandante supremo (https://reut.rs/3ncVh0a). Además, la caótica evacuación en el aeropuerto de Kabul le ha valido airados reclamos al general Milley para que presente su renuncia por ineptitud junto al secretario de Defensa Lloyd Austin (https://bit.ly/2VkPES8).

El polémico general Milley parece haber adoptado los teoremas geopolíticos euroasiáticos del británico Halford Mackinder, heredados por el polaco-canadiense-estadunidense ZB y lo que queda de geoestrategas en el Partido Demócrata, al mantener la espada de Damocles de bombardeos potenciales en Afganistán con los temibles drones de EU, que hoy usa generosamente en Somalia como terreno de experimentación.

Según el general Milley, los bombardeos con sus letales drones son una alta posibilidad –repite lo mismo que las justificaciones de Biden (https://bit.ly/3tjB61O)– y dependerán de los “muy intensos niveles de indicadores (sic) y alertas y observación de ISR en la región entera (¡megasic!)”.Las siglas en inglés de ISR: Intelligence/Surveillance/Reconnaisance significan espionaje/vigilancia/ reconocimiento.

Las ominosas amenazas de Biden y del general Milley se gestan en medio del ballet diplomático del secretario de Estado, el israelí-estadunidense Antony Blinken,quien se fue a negociar con los talibanes a Doha (Qatar),mientras el teniente general Faiz Hameed, mandamás del espionaje de Pakistán, se reunió con los jerarcas talibanes en Kabul para negociar la conformación de un gabinete “incluyente(https://bit.ly/3zPm9qr)”.

Los Talibanes no existirían sin la bendición de Pakistán.

Home

La Jornada

Comparte, si te gusto

PublicoGT es una publicación del Consejo de Investigaciones en Desarrollo, una entidad de investigación que desarrolla proyectos de comunicación social y análisis sociopolítico.

publico