Guatemala, la crisis de las vacunas y la corrupción

Por Nelton Rivera

A un año cuatro meses de vivir en pandemia, solamente se ha podido vacunar un millón de personas, de 10 millones mayores de 14 años, según el último censo de 2018. Alcanzar la inmunidad para toda la población que lo requiere, es una realidad que se ve distante. La gestión de la pandemia ha sido un fracaso, sin la compra de vacunas, la perdida de Q.600 millones con una empresa rusa y los contagios diarios por arriba de las 3 mil personas.

La vacunación en Guatemala transita a vuelta de rueda, lentamente. A diferencia de otros países en la región, aquí todo es incierto: contratos opacos para comprar las vacunas Sputnik y durante los últimos ocho meses no existió una regulación que permitiera recibir donaciones de otros países. La negligencia de las principales autoridades estatales señaladas de corrupción suman con irresponsabilidad el descontrol de la pandemia. A contrarreloj sigue en juego la vida de millones de personas.

Desde febrero, cuando Guatemala inició a aplicar las primeras vacunas contra el covid-19, el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (Mspas) no ha podido sobrepasar en julio el millón de personas vacunadas con la primera dosis y solo 175,779 han recibido la segunda. La única certeza que tiene el resto de guatemaltecos es que no tienen una fecha para recibir la vacuna.

En El Salvador, a escasas dos horas y media de la Ciudad de Guatemala, se completó 1 millón 210 mil personas vacunadas -ambas dosis- y se han aplicado 2.98 millones de dosis en los últimos seis meses. Si volteamos la mirada al norte, México suma 48.5 millones de personas vacunadas, de esas 20 millones completaron las dos dosis, según información del sitio Our World in Data.

El Gobierno fracasó con el plan de vacunación, también lo hizo con la medidas de prevención-contención, con el control de la pandemia y ahora con la adquisición de las vacunas a través de la compra directa, con el mecanismo COVAX o a través de donaciones. Un fracaso tras otro, mientras que los pocos municipios con alerta amarilla y naranja saltan a rojo, resultado del aumento masivo de contagios.

En los últimos días la crisis se ha agudizado: solo el 7 de julio se registraron 3 mil 69 casos positivos, con lo que Guatemala alcanzó un nuevo récord de contagios por día, de 9 mil 417 pruebas procesadas en 24 horas, con un 32% de positividad. Pareciera que uno de cada tres guatemaltecos dio positivo.

Jordán Rodas, procurador de los derechos humanos PDH y el Laboratorio de Datos, pidieron el 2 de julio públicamente la destitución de las principales autoridades de salud y la intervención de ese ministerio. Además Laboratorio de Datos mostró una ruta para frenar la escalada de contagios y fallecimientos por covid_19, una crisis que con el paso de las horas se agudiza. Dos días después, organizaciones de derechos humanos y de la sociedad civil, en una conferencia de prensa demandan lo mismo. A estas expresiones se suman las voces de la Asociación de Estudiantes Universitarios AEU, Landivarianos, Acción DelValleriana y cartas abiertas de ex alumnos de distintas promociones de colegios privados.

El descontento social está presente y la avalancha de demandas sociales para que el presidente y varios ministros encabezados por Amelia Flores, renuncien no se hizo esperar. Varias denuncias penales fueron presentadas al Ministerio Público MP, institución que se ha caracterizado por su lentitud con Consuelo Porras al frente. En este escenario comienzan a surgir los llamados a movilizaciones, a tomarse las plazas con la consigna #RenunciaGiammattei.

Con la crisis enfrente, quienes tienen la posibilidad cruzan a México en búsqueda de la vacuna, porque la gestión de la pandemia en Guatemala sigue siendo un completo desastre, el país continúa completamente rezagada en la vacunación. Solo un 4.8% de cada 100 personas han recibido vacuna, por debajo de Jamaica y Honduras, publicó https://ourworldindata.org/.

Hagamos un recuento sobre la falta de vacunas durante 2021

Enero

Día 12. Q1 mil 500 millones (unos 200 millones de dólares estadounidenses) fueron aprobados por el Congreso de la República para la compra de vacunas contra la covid-19. Seis meses después el país continúa sin la cantidad de vacunas necesarias para inmunizar masivamente a la población.

Mayo

Día 3. Denuncian el pago ilegal de más de Q600 millones a un intermediario ruso, para la supuesta compra de vacunas a la farmaceutica rusa Human Vaccine en violación del decreto aprobado por el Congreso, todo con conocimiento de Alejandro Giammattei y con un contrato firmado por Amelia Flores, ministra de salud. La denuncia fue realizada por el diputado Carlos Barreda, de la Unidad Nacional de la Esperanza UNE.

Junio

Día 11. Guatemala continúa sin medidas epidemiológicas, sin contención, sin hospitales abastecidos y sin vacunación, confirmó la doctora Karin Slowing Umaña, investigadora y analista, especializada en salud pública, cofundadora de la iniciativa ciudadana Laboratorio de Datos.
Día 16. Denuncian las operaciones ilegales de un laboratorio Clínico del Hospital San Lázaro en el Aeropuerto Internacional La Aurora AILA. Este laboratorio fue cerrado seis días después por el Mspas. Solo 150 mil dosis llegaron a Guatemala de los 16 millones de vacunas Sputnik V que fueron supuestamente compradas.
Día 22. Amelia Flores decidió ya no informar sobre la compra y adquisición de las vacunas Sputnik V con la Federación Rusa. Es incierto si en realidad existió la compra, igual de incierto es si algún día van a llegar sin un cronograma oficial. El contrato de compra fue considerado lesivo por diputados de la bancada UNE. Ese mismo día la ministra de Salud reconoció públicamente que no existe una campaña informativa sobre la vacunación. La poca información no se traslada en los idiomas maternos de los pueblos.
Día 23. El Laboratorio de Datos confirmó la disminución de pruebas Covid-19 de manera adrede o por negligencia, aumentando el subregistro de información y la restricción de datos.
Día 24. Los hospitales nacionales de Zacapa y Petén corren el riesgo de que se les corte la energía eléctrica, hasta ese momento el MSPAS no ha pagado 10 facturas, informó la PDH.
Día 25. La Junta Directiva del Congreso, presidida por Allan Rodríguez, se niega a convocar a sesión permanente para aprobar de urgencia nacional la ley de compensación, regulación que permitiría recibir donaciones de vacunas desde los Estados Unidos. Ese mismo día, Jordán Rodas procurador de los derechos humanos, solicitó la renuncia de las altas autoridades del Ministerio de Salud. Rodas consideró que la junta directiva del Congreso son responsables de la calamidad que se sufre por la pandemia, del fracaso de las políticas para la contención de esta y del plan nacional de vacunación contra la covid-19 en Guatemala y del colapso de los principales hospitales nacionales y hospitales temporales , confirmado por salud desde abril.

Día 29. El Ministerio de Salud declaró la alerta roja hospitalaria para todas las áreas de salud por el aumento masivo de contagios de covid-19 en el país. El Congreso finalmente aprueba la ley 8-2021 para la exención de responsabilidad y de creación del mecanismo de compensación por el uso de vacunas contra la #Covid19.

Julio

Día 8. A las 15:00 horas aterrizó uno de los aviones de American Airlines, en su interior transportó 1.5 millones de dosis de Moderna que el Gobierno de Joe Biden entregó al Gobierno de Guatemala, el avión despegó de la ciudad de Chicago. Giammattei durante el acto de insistió en acusar a grupos opositores de incitar a la violencia y anunció que a pesar del aumento masivo de contagios no cerrará el país.
Día 12. Giammattei desde Petén amenazó con restringir las manifestaciones, acusándolas de ilegales y señalando a quienes exigen que renuncie como promotores de que el virus se difunda. El estado de Prevención fue emitido dos días después en Consejo de Ministros, con esta medida busca desarticular cualquier manifestación en el país, incluido el uso de la fuerza.

Crisis por contrato de vacunas Sputnik V con Rusia

La polémica por la compra de 16 millones de dosis de vacunas Sputnik V por el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS) a la empresa rusa Human Vaccine, a través del Fondo Ruso de Inversión Directa (FRID), ha generado una serie de críticas y denuncias penales. La ministra Rosa Amelia Flores González se negó a entregar el contrato firmado por ella a la Fiscalía contra la Corrupción del Ministerio Público (MP) y la empresa rusa. El Periódico tuvo acceso a una copia del contrato en español y lo publicó este 6 de julio.

Guatemala alcanzó los 308 mil 273 casos covid-19 acumulados y 9 mil 573 fallecimientos durante la pandemia del 13 de marzo de 2020 al 7 de julio 2021. La ministra de Salud ha acudido constantemente al Congreso de la República citada por bancadas opositoras por el tema de las vacunas. Así ocurrió el 5 de julio, el 30, 29, 21 y 7 de junio, 24, 17, 10, 6 y 3 de mayo, citada por la bancada de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE). En cada una de estas reuniones las autoridades del MSPAS y la ministra dejaron más dudas sobre el contrato de las Sputnik V, la localización del dinero y las distintas fases de vacunación en el país.

El diputado Román Castellanos, de la bancada Semilla, a través de su cuenta de Twitter, señaló una serie de cláusulas del contrato firmado por el MSPAS y Human Vaccine que muestra la desprotección del Estado guatemalteco y de la población frente al incumplimiento en la entrega de los 8 millones de vacunas que ya deberían estar en el país.

Aquí lo señalado por el diputado:

Los productos debían enviarse en un plazo de 6 meses. El vendedor no es responsable de ningún retraso si éste se debe a la interrupción de la producción o la falta de producto por la baja producción. En tanto que el Gobierno de Guatemala, a través del MSPAS, corre con todos los gastos de almacenaje y transporte.

Guatemala se comprometió a comprar 8 millones de vacunas Sputnik V y, aunque no llegaran a pedirlas, debía pagar el 100% del total. Pero antes era obligatorio el pago del 50% del precio total por adelantado, equivalente a $80 millones de dólares = Q600 millones, aproximadamente.
El contrato menciona que el vendedor debe actuar “de buena fe”. No puede excederse la responsabilidad del vendedor más allá de $100 mil dólares o del 10% de la cantidad comprometida. La vigencia del contrato es por 3 años y únicamente se menciona que es Human Vaccine, quien puede dar por terminado el contrato. Una de las causas de terminación del contrato es “la divulgación o el incumplimiento de no procurar la no divulgación”.
Por cada caso de incumplimiento a la cláusula 13.1, relacionada con la confidencialidad del contrato, el vendedor no tiene sanciones pero el comprador sí, debe pagar una compensación por pérdidas resultantes o una compensación de 1 millón de dólares: “lo que sea mayor”.
Human Vaccine notificó en el acuerdo que había 4 millones de vacunas listas para el envío. Hemos visto todo lo contrario.

Fuente Prensa Comunitaria
Foto Nelton Rivera / Prensa Comunitaria Km.169

Comparte, si te gusto

PublicoGT es una publicación del Consejo de Investigaciones en Desarrollo, una entidad de investigación que desarrolla proyectos de comunicación social y análisis sociopolítico.

publico