Es hora de prohibir las criptomonedas privadas

Robert Kuttner

Cuando empezó la locura del Bitcoin, mi reacción de progresista recalcitrante fue que toda esta idea era un timo y una invitación al abuso. El Bitcoin les resulta útil principalmente a los especuladores en el Bitcoin mismo, a los defraudadores, a los delincuentes y, ahora, a los extorsionadores. Su beneficio para la población en general es mínimo.

El Bitcoin es un vivo ejemplo de hasta qué punto andan errados los “libertarios”. Las criptomonedas son las sucesoras de alta tecnología del caos de la «banca libre» del siglo XIX, cuando cualquier granuja podía abrir un banco.

Los acontecimientos recientes no han hecho más que confirmar estos recelos.

A los “libertarios” les encantan las criptomonedas porque es el no va más del libre mercado y acaba con el «monopolio del Estado» en la creación de moneda. Y eso es precisamente lo que está mal.

Supuestamente, las criptomonedas le ahorran dinero a los usuarios al finiquitar los «costes por transacción» de pagar por medio de cheques, tarjetas de crédito, Venmo [servicio de pago móvil de PayPal], etc. Pero a menos que seas idiota y te guste pagar tasas extra, esos costes son triviales comparados con los usos criminales del Bitcoin y los costes mayores de desestabilización del sistema financiero.

Ahora a la criptofantasía “libertaria” le ha salido el tiro por la culata, pues las agencias gubernamentales, en respuesta a la reciente epidemia de chantajes informáticos con rescate, han tenido que dotarse de nuevos poderes para rastrear a los gángsteres de los rescates y acceder a sus cuentas de criptomonedas a fin de recuperar parte del dinero. Si les gusta a ustedes que aumenten los poderes de la policía, así como la alteración a gran escala de sistemas cruciales, se lo pueden agradecer a Bitcoin.

Lo siento, pero es una medida política buena y necesaria que los estados tengan el monopolio de la creación de dinero. Sí, la banca privada «crea» dinero cuando extiende crédito, pero esa creación de dinero está regulada y supervisada. Hasta las transacciones en metálico de más de 10.000 dólares se rastrean y vigilan por si hubiera fraude y actividades delictivas.

Si queremos disfrutar de los beneficios de las transacciones en moneda digital sin sus riesgos, una idea discutida en la sesión de hoy del Subcomité de Banca del Senado sobre Política Económica, convocado por Elizabeth Warren, consiste en crear una Moneda Digital del Banco Central [Central Bank Digital Currency] que manejarían y gobernarían bancos centrales como la Reserva Federal, y que estaría disponible para su uso por parte del público en general. Pueden verse aquí más detalles.

No deberían regularse las criptomonedas de creación privada y sin regular, como han sugerido algunos. Deberían prohibirse.
Robert Kuttner
cofundador y codirector de la revista The American Prospect, es profesor de la Heller School de la Universidad Brandeis. Columnista de The Huffington Post, The Boston Globe y la edición internacional del New York Times, su último libro es «Debtor´s Prison: The Politics of Austerity Versus Possibility».

Fuente: The American Prospect
Traducción: Lucas Antón
www.sinpermiso.info

Comparte, si te gusto