La vivienda y su planificación a futuro

Omar Marroquín Pacheco

La vivienda es un objeto significativo que experimentamos a lo largo de la vida, es un espacio privado importante, representa seguridad, propiedad y un lugar propio alejado del resto del mundo.

Históricamente constituye un lugar de rutina, donde empieza y termina nuestro día, siguiendo patrones en los distintos espacios que componen la vivienda, ejemplo, dorminos en las habitaciones, relajarse en una sala familiar o estar, cocinar en la cocina y comer en el comedor.

A pesar de la rigidez de diseño de cada espacio, apreciamos los mismos por la realización de rutinas estandarizadas, pero hay varios elementos que se han ido introduciendo con el tiempo como es la digitalización y un cambio brusco y repentino producto del Covid-19, eso nos trae a reflexionar sobre cómo vemos la vivienda a partir de estos dos condicionantes y la reconsideración por un lado de lo que significa hogar o vivienda y como se puede adaptar sus diseños a muchos comportamientos que aún se están aprendiendo.

La pandemia que ha consumido gran parte del año pasado, hace que se cuestione algunos espacios que se tenían anteriormente como adecuados y que la dinámica de trabajar desde casa, los hace sentirse menos funcionales, ahora se debe de conceptualizar a los espacios más flexibles y que en un momento determinado se puedan adaptar a necesidades cambiantes, un claro ejemplo lo constituye lo que anteriormente se acostumbraba de la casa-oficina, que regularmente en las áreas urbanas se perdió, ahora por la emergencia vuelve a estar vigente.

Se tiene que pensar ya no en el uso de mesas y sillones improvisados, sino más bien pensar en algo más integrado y funcional, ante todo ergonómico adaptándose tanto al futuro del hogar como del trabajo.

Otra de las grandes lecciones aprendidas es el valor que se tiene que dar al espacio al aire libre y se habla no solamente de espacios en parques públicos, sino también de espacios privados como balcones, patios interiores o traseros, se tienen que reconceptualizar los espacios para respirar aire fresco y un espacio que nos separe del espacio interior de la vivienda.

Estudios recientemente realizados, indican que no existe correspondencia entre la forma en que vivimos hoy y consumimos los espacios estandard, no coinciden con las actividades que se realizan en los mismos espacios, llegando hasta plantear que los espacios debieran ser flexibles y adaptables, acomodandolos a las necesidades sentidas de los residentes.

Las nuevas conceptualizaciones van en horarios espaciales dedicadas a diversas tareas ejemplo: hora de las jornadas laborales dentro de la vivienda, donde se debe de establecer la separación espacial entre lo propiamente que es el consumo de la vivienda y otras actividades añadidas como el trabajo desde casa.

El concepto de vivienda que se manejaba antiguamente parece que es obsoleto, se deben de ajustar a los cambios que se dan en la sociedad, la forma en que vivimos, en donde vale la pregunta ¿Qué es realmente el hogar?

Comparte, si te gusto

PublicoGT es una publicación del Consejo de Investigaciones en Desarrollo, una entidad de investigación que desarrolla proyectos de comunicación social y análisis sociopolítico.

publico