l MAGA intenta despojar al ICTA

Miguel Ángel Sandoval

Un comunicado de trabajadores del ICTA señala a diputados, Alcalde de Chimaltenango y al Ministro de Agricultura de intentar el despojo de tierras de esta institución que durante años ha contribuido al desarrollo de la tecnología agrícola y durante años se ha visto como botín por funcionarios que intentaron, sin éxito, despojarlo de sus bienes. Esos bienes son las tierras que ocuparon los técnicos para la experimentación, para producir semillas mejoradas, para investigar sobre injertos, etc. Pero los funcionarios siempre han querido despojar esas tierras.

Cada uno con pretextos de la más diversa índole. Unos con la idea de hacer de los terrenos fincas privadas, otros con la idea de darla a campesinos (sin darlas) y otros, como ahora, para la supuesta construcción de un hospital, justo en la vecindad de la mayor y mejor obra de corrupción del gobierno anterior como es el libramiento de Chimaltenango. ¿De qué se trata el nuevo intento?

En el pasado, señala el comunicado, el expresidente Arzú había cedido tierras del ICTA a una universidad privada y tuvo que dar marcha atrás; otros gobiernos pretendieron dar tierras a cañeros, otros quisieron hacerlo para negocios privados. Hubo incluso un ministro de Agricultura que intentó privatizar los bancos de semillas y otros activos más, con la idea que el Instituto de Ciencia y Tecnología Agrícola no era necesario, pues el mercado resolvía todo.

En este contexto, el Colegio de Ingenieros Agrónomos, encabezado por una joven profesional, espera resultados de una comisión que investiga lo que ocurre con el ICTA. Es una acción legítima que debería ser acuerpada por estudiantes de Agronomía, pues este tipo de medidas solo alejan de los futuros profesionales la posibilidad de investigar en el terreno, conocer de suelos en los diferentes climas y topografías del país, de conocer en la práctica de semillas o estudios diversos.

Estamos en otro intento de las autoridades del MAGA de despojar el ICTA por sus actividades que con seguridad no entienden o no les interesa. Pero ello dice mucho de la pobre visión que existe desde los últimos gobiernos del patrimonio del Estado, ante las actividades de investigación agrícola, y de manera general, por la idea que gana terreno: lo agrícola no interesa en un país con esa vocación. Solo las plantaciones de agroexportación merecen la atención ministerial, del Gobierno, del Estado. Es una expresión más de gobernar de espaldas al país y su desarrollo.

-fuente El Periodico

Comparte, si te gusto

PublicoGT es una publicación del Consejo de Investigaciones en Desarrollo, una entidad de investigación que desarrolla proyectos de comunicación social y análisis sociopolítico.

publico