«Tropiezos» de Biden con Rusia: NordStream 2, Ciberseguridad, la Luna, Twitter y Sputnik V

Alfredo Jalife-Rahme

Obama y Trump fracasaron en impedir la «asociación estratégica» de Rusia y China. Ahora Biden intenta in extremis volver a seducir a China con un nuevo G-2 contra Rusia, lo cual se antoja poco probable cuando Moscú y Beijing han consolidado su complementariedad multidimensional.

La «estabilidad estratégica» (https://bit.ly/3f0rBPW)” de EU/Rusia/China se sacudió tremendamente en la tercera semana de marzo con el encuentro virtual del «QUAD» –grupo cuatripartita de EU/India/Japón/Australia para contener a China en el Indo-Pacífico–, la reunión presencial en Alaska de EU y China en búsqueda de su G-2 perdido y el inconcebible vituperio de Joe Biden al zar Vlady Putin, a quien vilipendió de «asesino». ¡Mega-uf!

Dos días antes de sus estrepitosos «tropiezos» en la escalinata del Air Force One, el anterior empleado de Bill Clinton, George Stephanopoulos, de 60 años, indujo perversamente a Biden inquiriendo si pensaba que Putin «es un asesino», a lo que respondió el muy sugestionable presidente, a sus 78 años, que «sí lo pienso».

Es conocida la respuesta sarcástica, muy al estilo literario ruso, del zar Vlady Putin, quien deseó a su homólogo una «mejor salud», a sabiendas de sus severos problemas cognoscitivos (https://abcn.ws/2PfKC5N).

La réplica rusa fue retirar a su embajador en EU para «consultas» –que en otros tiempos hubiera equivalido al inicio de una guerra.

Dos días después de su insano dicterio, Biden sufrió su aparatosa caída en las escalinatas del Air Force One.

Los multimedia totalmente controlados por la tétrada Soros/Bloomberg/Clinton/Obama ocultaron su caída, según Daily Mail (19.03.21), que enumera la frecuente disfuncionalidad cognitiva de Biden, quien un día antes se había referido a la vicepresidenta Kamala Harris como «presidenta», lo cual «levanta preocupaciones sobre la salud y la habilidad para gobernar del presidente».

No hace mucho, el muy influyente senador republicano Lindsey Graham, de 65 años, comentó que Biden «no estaba a cargo» de la presidencia, sin especificar quién daba las órdenes cuando el «presidente» aparentaba un exitoso desempeño en sus dos primeros meses.

Del lado de los epígonos de Trump redunda la alta probabilidad de que Biden sea retirado de su cargo por su disfuncionalidad cognitiva, de acuerdo al artículo 25 de la Constitución.

Detrás de la incitación a una colisión nada recomendable de EU contra Rusia, de parte de la tétrada Soros/Bloomberg/Clinton/Obama con su aliada Kamala Harris, se perfilan los «motivos» de la angustia de EU frente a sus dos competidores geoestratégicos: Rusia/China.

Strategic Culture afirma que detrás de las gratuitas invectivas rusófobas se insinúa el avance del gasoducto NordStream 2 entre Rusia y Alemania construido en un 95% (https://bit.ly/3f486FZ).

Robert Bridge, del mismo Strategic Culture, arguye que el “Deep State prepara colocar a Kamala Harris como su presidenta (https://bit.ly/3vImERz)” –tesis que, dicho sea con humildad de rigor, «Bajo la lupa» ya había previsto después del resultado del 3 de noviembre (https://bit.ly/3lAjZVn).

La ciberseguridad es otro tema que ha dejado rezagado a EU frente a Rusia y China(https://bit.ly/2Pd9LhK), así como el acuerdo de Moscú y Beijing para explorar la Luna, lo cual crea de facto su G-2 en el espacio (https://bit.ly/3vNP6kX).

El portal europeo de Defensa asevera que uno de los factores de los furores de Biden ha sido la domesticación de Twitter, que sirve de injerencista caballo de Troya para desestabilizar e intentar derrocar al presidente Putin (https://bit.ly/3tCYki8). Rusia dio un mes de plazo a Twitter para cumplir con las leyes y regulaciones del país (https://bit.ly/3lyr8FE).

El éxito imparable de la vacuna Sputnik V, que ha dejado sembrados a sus competidores anglosajones, también ha puesto a la defensiva a EU, cuyo Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS, por sus siglas en inglés) «empujó a Brasil a rechazar la vacuna rusa», como reporta The Washington Post (https://wapo.st/3lyrSdU).

Los ultrajes de Biden parecen más bien de frustración irreversible.

www.alfredojalife.com
La Jornada

Comparte, si te gusto

PublicoGT es una publicación del Consejo de Investigaciones en Desarrollo, una entidad de investigación que desarrolla proyectos de comunicación social y análisis sociopolítico.

publico