La contaminación por plásticos y su posible utilización

Omar Marroquín Pacheco

Es noticia frecuente de la molestia de los hermanos hondureños, producto de la cantidad de plástico y la contaminación que provocan los residuos plásticos trasladados por el Río Motagua a las costas del hermano país, constituyendo un auténtico problema internacional que se tiene que abordar con la seriedad que amerita.

Todos los desechos plásticos que no se reciclan adecuadamente, terminan en los vertederos o en el mar, las estadísticas de Hong Kong indican que aproximadamente para el año 2018, casi 17 millones de artículos plásticos, equivalentes a 40,000 artículos diarios, fueron drenados al océano a través del Río Shing Mun, que por lo general están compuestos por envases de alimentos, cubiertos y botellas, toda esta contaminación pone en peligro todo el ecosistema natural y lo más complicado es que es de forma permanente, eso está pasando con Honduras y la basura que Guatemala le tributa por malas prácticas, contaminando su ecosistema con cantidades exorbitantes de plásticos.

Con la inspiración de la frase «lo que se toma de la comunidad, debe de ser devuelto a la comunidad», los arquitectos de HIR Studio, empezaron reciclando botellas de plástico recolectadas en la ribera del río, procesando el plástico y convirtiéndose en bancas, que fueron instaladas en lugares estratégicos para el disfrute de la comunidad.

Conjuntamente con ayuda de la comunidad, HIR Studio, recolectaron el plástico en un periodo de 2 meses en eventos populares de fines de semana en puntos acordados (7 tipos diferentes de plástico, se clasificaron ), recogiendo 500 kilogramos de plásticos, en su mayoría botellas HDPE, regularmente utilizadas para detergentes, agentes blanqueadores y otros productos domésticos.

Ya estando clasificados se limpiaron, se procesaron y molieron en gránulos, para luego ser transportados a una fábrica de muebles, donde se moldearon en grandes hornos. Del material plástico recolectado en estos 2 fines de semana, se produjeron 500 piezas modulares, que fueron fijadas con tirantes de acero, con lo cual se obtuvieron 12 bancas de diferentes longitudes y formas.

El diseño adoptado es adaptable a ensamblar a un sin número de piezas en diversas rotaciones, derivado que el color no es uniforme por las mezclas e imperfecciones del plástico reciclado, la variación de los módulos hace que cada banca tenga una apariencia única.

Esto constituye un buen ejemplo para los guatemaltecos, tratar de aprovechar de una manera integral todo el plástico que hoy por hoy se tira y que irremediablemente va a parar a los ríos y luego decantan al mar y que en un momento puede generar un problema internacional especialmente con Honduras.

No tenemos que estar inventando el agua azucarada, la fabricación de bancas construidas con plásticos reciclados es una tendencia fuerte en Hong Kong y otros países, en donde tradicionalmente las bancas se fabricaban en madera y tela y con el paso de los años,

deben ser reemplazadas por el desgaste mismo de los materiales, con lo que se aumentaba la cantidad de desperdicios.

El procesar el plástico y transformarlo en bancas o en vivienda de interés social como lo hace una empresa colombiana, constituye una buena alternativa, ya que se reduce la producción de plástico virgen y se ayuda a construir un ecosistema circular.

Es importante el poder desarrollar este tipo de proyectos ya que al instalar las bancas recicladas, las personas pueden tocar e interactuar físicamente con las mismas, aprendiendo directamente lo que significa reciclar con un ejemplo real.

Con esto lo que se persigue es poder motivar a los ciudadanos no solo que disfruten de las bancas, sino que se unan a un movimiento, en donde aprendan a separar sus residuos, para luego se realice el reciclaje, para poder producir un sin número de productos y elementos arquitectónicos de plástico reciclado de alta calidad, con el fortalecimiento de la economía circular a largo plazo.

Comparte, si te gusto

PublicoGT es una publicación del Consejo de Investigaciones en Desarrollo, una entidad de investigación que desarrolla proyectos de comunicación social y análisis sociopolítico.

publico