logo

Ciudades globales del futuro

Omar Marroquín Pacheco

El gobierno del Reino Unido estableció en el año 2015 el Fondo de la Prosperidad, para ayudar a promover el crecimiento económico de los países en desarrollo. Tiene varios vectores como son el mejoramiento del clima empresarial, la competitividad, el funcionamiento de los mercados, reformas al sector energético y financiero y el aumento hacia los gobiernos para combate a la corrupción.

Dada la rápida urbanización de las ciudades, el cambio climático, frenan las perspectivas de crecimiento a largo plazo, es por eso que el Fondo de Prosperidad apoya el crecimiento inclusivo y de base amplia, necesario para la reducción de la pobreza y que se orienten hacia un desarrollo sostenible.

El programa de Ciudades Globales Sostenibles, es un componente específico del Fondo de Prosperidad, en donde se brinda asistencia técnica para un conjunto de de intervenciones específicas y focalizadas orientadas a fomentar el desarrollo sostenible y el aumento de la prosperidad, mientras se interviene aliviando los altos niveles de pobreza urbana, fundamentándose en 3 pilares temáticos:

1. Urbanismo.
2. Transporte.
3. Resiliencia.

El programa también contempla crear importantes oportunidades comerciales en mercados en constante crecimiento. Se calcula que para el año 2025 aproximadamente unas 440 ciudades de economías emergentes, van a contribuir casi con la mitad del crecimiento económico mundial, si se planifica bien, la urbanización en ciudades de rápido desarrollo pueden ser transformadoras, generando puestos de trabajo, reduciendo la pobreza y mejorando la calidad de vida de los habitantes de las ciudades.

En el programa participan desde megaciudades, hasta ciudades que aún están en planificación, ciudades que son costeras altamente vulnerables ya que pueden sufrir, si se da aumentos significativos del mar, también las hay con alta sismicidad y que son vulnerables a los terremotos.

Todas las aglomeraciones urbanas representan un enorme potencial para generar prosperidad futura y orientada al desarrollo sostenible. Al propiciar facilitadores de desarrollo urbano sostenible, las ciudades podrán abordar de una mejor manera las oportunidades educativas, la riqueza, la creación de empleos y la reducción de las desigualdades.

Un punto importante de señalar es la inclusión de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas (ODS), el Acuerdo de París sobre el cambio climático, el Marco de Sendai, para la reducción del Riesgo de Desastres y definitivamente también la Nueva Agenda Urbana.

El conjunto de todas estas propuestas apuntadas, ofrecen un Plan para un Planeta más sostenible para el año 2030 y más allá.

Si bien es cierto que los gobiernos son los directos responsables de que estos acuerdos se cumplan, también es cierto que los gobiernos locales deben de participar activamente ya que las ciudades se insertan en sus jurisdicciones y por eso su participación es indispensable para alcanzar dichos objetivos.

Las ciudades como hogares de la mayoría de la población mundial, son vitales para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, eliminar la pobreza y garantizar la preparación frente a los desastres naturales.

Comparte, si te gusto

PublicoGT es una publicación del Consejo de Investigaciones en Desarrollo, una entidad de investigación que desarrolla proyectos de comunicación social y análisis sociopolítico.

publico