El Senado argentino sanciona la legalización del aborto

Argentina se convierte por ley en un país, en dónde la interrumción voluntaria del embarazo es legal. La legislación despenaliza la interrumción de la gestación en sus primera 14 semanas de embarazo. De acuerdo con esta ley, se consagra el derecho de las personas y a decidir la interrupción del embarazo, requerir y acceder a la atención del aborto, y recibir atención postaborto en los servicios del sistema de salud. Es indudablemente un gran triunfo de la lucha del movimiento feminista y sobre todo, de la movilización social que se generó en toda Argentina, lo que impulsará la lucha en otras partes de América Latina.

Un aspecto importante que contempla la nueva legislación es que el personal de salud no podrá alegar objeción de conciencia para negarse a prestar atención sanitaria postaborto. El incumplimiento de los requisitos para ejercer el derecho de objeción de conciencia dará lugar a las sanciones disciplinarias, administrativas, penales y civiles, según corresponda.

La revolución verde se movilizó por todo el país. Cuando se supo la aprobación, gritos y lágrimas de alegría inundaron las plazas. Ya no más abortos clandestinos, se escuchaba entre los manifestantes. Una reinvindicación que ha sido impulsada por el colectivo feminista y la campaña por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito.

La lucha por el aborto legal, seguro y gratuito tomó fuerza en 2018 cuando una “marea verde” tomó las calles de la Argentina. “Esta es una lucha federal, intergeneracional y plural que sostuvimos en las calles y en el Congreso”, aseguraron de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, desde don motorizaron el proyecto durante años.

Redacción PublicoGT

Comparte, si te gusto