Eta: un recuento de los daños y las dudas sobre el uso de fondos

5 minutos de lectura

Por Prensa Comunitaria

La depresión tropical Eta se moviliza hacia el noroeste en dirección a Belice, aunque se aleja de Guatemala, las 48 horas de lluvias en el territorio nacional han dejado a más de 81 mil personas de nueve departamentos afectadas. Deja a su paso aldeas incomunicadas, inundadas o soterradas en la Franja Transversal del Norte, los equipos de socorro no han podido acceder por aire ni tierra.

Aunque Eta se está alejando lentamente del territorio guatemalteco y viaja a 11 kilómetros por hora rumbo a Belice, el último informe de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) señala que las autoridades aún no han podido determinar la magnitud de los costos materiales y pérdidas humanas provocadas por el paso de esta tormenta tropical, ya que existen muchas comunidades en Izabal y Alta Verapaz donde las personas quedaron incomunicadas. El presidente Giammattei, hasta el medio día de este 6 de noviembre, informó que únicamente dos helicópteros están trabajando en las misiones de búsqueda y rescate en las áreas más afectadas.

Aldeas con graves daños

Según la información proporcionada por la presidencia, los lugares que han reportado los mayores daños son: Quejá, en San Cristobal Alta Verapaz, donde se registran 150 viviendas soterradas y un cálculo extraoficial de 150 personas fallecidas; en Chepenal del mismo municipio las casas también fueron soterradas y este día 70 personas fueron evacuadas.

El presidente Alejandro Giammattei afirmó en conferencia de prensa, que al mediodía de este viernes, un equipo de rescate de la Quinta Brigada del Ejército de Guatemala había arribado a la comunidad de Quejá, además según reportes de Bomberos Voluntarios una patrulla especial de rescate llegó a pie a la comunidad debido a las dificultades para desplazarse.

En comunidades como Champas Corrientes en Izabal, la precariedad y la gravedad de los daños en la red vial de acceso es tal, que ni siquiera el Ejército con todo su equipo y entrenamiento militar logró ingresar a la zona para rescatar a las familias damnificadas y atrapadas en los techos de lamina de sus viviendas, por lo que tuvieron que lanzarles paquetes de comida desde un helicóptero e indicaron que el mal tiempo no les permitió descender.

Hay aldeas que han quedado incomunicadas, y que aún no han sido atendidas por el Estado, como Telemán, Panzós, a las orillas del río Cahabón, donde 152 familias maya q’eqchí quedaron atrapadas por la inundación que provocó el crecimiento del afluente. El defensor de salud Agustín Ac, informó que ninguna autoridad local se ha presentado para prestar servicio a las personas afectadas.

En el sur de Izabal, la comunidad de Sepur Zarco, en el Valle del Polochic, también sufrió severos daños, alrededor de mil personas fueron afectadas por el paso de la tormenta, se encuentran incomunicados, ninguna entidad estatal ha logrado ingresar al área y se registran grandes pérdidas en cultivos de maíz y animales de patio.

El último recuento general de daños presentado por la Conred, detalla que hay 1268 personas damnificadas, 9 fallecidos, 134 casas en riesgo y 943 casas con daños físicos y 15 personas desaparecidas.

Por su parte, la Dirección general de Protección y Seguridad Vial (Covial) en una actualización de este viernes al mediodía reportó que en la ruta de Cobán a Chisec no hay paso en cinco puntos: en los kilómetros 243 aldea Chajmacan, 246 aldea Cubilgüitz, 264 aldea Secocpur, 276 aldea Semuy o la Ventana y en el 293 en el puente San Simón 1 y 2.

También informó que en la carretera CA-14, en el kilómetros 407 solo hay un carril habilitado; y que en la entrada a plaza Magdalena no hay paso; el 173 derrumbe un carril habilitado; y en la vía CA-9 Norte no hay paso en los puentes Santiago, en los kilómetros 154, y en el Jones 146, respectivamente.

Daños en el altiplano noroccidental

En Huehuetenango, según datos de la Conred se reportan cuatro incidentes activos principalmente en el municipio de Soloma, con la búsqueda de personas desaparecidas en la comunidad Chibal a cargo de unidades de rescate de bomberos voluntarios, Ejército, Policía Nacional Civil (PNC), Gobernación y la municipalidad.

En San Juan Ixcoy se han realizado evacuaciones de personas en la comunidad Kap’ tzin y búsqueda de personas desaparecidas en la comunidad San Carlos, además se han realizado evacuaciones en El Boquerón y Agua Dulce, Cuilco; también en Mixlaj Chiquito de Chiantla.

También se conoció que, desde la noche del jueves, están varadas 14 unidades de rescate de bomberos voluntarios que se desplazaron para apoyar a Soloma y San Juan Ixcoy en tres caminos diferentes, debido a que se quedaron atorados entre lodazales que han cortado el paso por las carreteras.

En cuanto albergues, se han habilitado en Santa Cruz Barillas donde ya se encuentran 61 personas; en Soloma 25 personas y se esperaba para este viernes se incrementara a 75 con la llegada de pobladores de dos comunidades más. El total de personas evacuadas de San Juan Ixcoy se estima en 100 personas y en Aguacatán 18 personas.

Al momento no se tiene el dato oficial del número de viviendas y familias afectadas en ese departamento.

Giammattei pretende utilizar dinero incautado por la FECI

El Presidente Giammattei utilizó la tormenta Eta para pedir al Congreso que se asigne para la atención de la emergencia los Q122 millones que la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI), decomisó en octubre en Antigua Guatemala.

Esta petición ocasionó el rechazo del diputado Samuel Pérez que respondió en una publicación de Twitter al presidente que no entendía la insistencia del ejecutivo para utilizar este dinero, cuando existen fondos de emergencia disponibles, “ya hay antecedentes donde se aprovechan de desastres naturales para saquear”, concluyó.

Asimismo, la presidencia aprobó un estado de calamidad por 30 días en los departamentos de Quiché, Alta Verapaz, Izabal, Zacapa, Chiquimula, Jutiapa, El Progreso y Santa Rosa.

El decreto 20–2020 establece que las acciones y las donaciones estarán a cargo de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres de Origen Natural o Provocado (Conred). Y exonera los requisitos de la Ley de Contrataciones para la compra de bienes y servicios, las contrataciones para supervisar y la ejecución de trabajos.

Prensa

Comparte, si te gusto

Más historias

3 minutos de lectura
6 minutos de lectura
3 minutos de lectura

Puede que te hayas perdido