El espacio público y la nueva normalidad

Omar Marroquín Pacheco

A instancia de un grupo de amigos de Ciudad Juárez, Chihuahua, preocupados por la recuperación de espacios públicos, de calles, plazas y parques en fin querían aportar tanto al proceso de resiliencia como a la recuperación de la ciudad, es así como nace Nómada Laboratorio Urbano.

Ciudad Juárez ha sido económicamente dominada por la industria maquiladora y por mucho tiempo fue considerada como una de las ciudades más violentas ente 2008-2012.

El Covid- 19 vino a generar estragos económicos, sociales y culturales, trayendo al tapete el tema de la nueva normalidad y el regreso no solo gradual sino semaforizado a todo lo cotidiano. Las consecuencias son diversas y se manifiestan en perdidas de empleo, déficit económico y un congelamiento del quehacer cotidiano en la vida pública.

Los espacios públicos están y van a cambiar radicalmente, así como la misma sociedad, las ciudades no volverán a ser las mismas.

Es así como Nómada Laboratorio Urbano empieza a desarrollar la creación de nuevos procesos de cultura que ayuden al regreso de la nueva normalidad de una forma responsable a los espacios públicos, enfatizando los procesos de sostenibilidad, resiliencia en inclusión en las ciudades, en donde se incluyen los principios del proyecto basketcolor, en donde se implementan nodos de colores de sana ocupación, mediante retículas de distanciamiento físico y las respectivas recomendaciones sanitarias, que proveen los espacios abiertos que dan las canchas y los parques.

El regreso responsable es producto de una estrategia lúdica-educativa en los espacios públicos emergentes, que promueven o deberían promover la reflexión colectiva de como llevar de ahora en adelante la vida pública, adaptada a los nuevos requerimientos en las ciudades post-pandemia.
En donde se deben aplicar tácticas de distanciamiento social y físico, señalización sanitaria y las redistribuciones espaciales.

El regreso responsable debe de fomentar la resiliencia, la corresponsabilidad ciudadana y, la estructuración de los lazos comunitarios post-covid, según lo apunta Nómada Laboratorio Urbano.

Para poder desarrollar las propuestas de canchas polifuncionales, se trabajo estrechamente con la comunidad de la mano del comité de vecinos, con el Instituto de Cultura, para realizar la reconceptualización del uso de las canchas polifuncionales.
Con la propuesta se consiguen configuraciones de consumo en espacios flexibles que representan una alternativa de recreación responsable dentro de lo que se ha dado por denominar la nueva normalidad.

Poco a poco se van a ir retomando los espacios comunes y tendrá que ser con el nuevo enfoque de cultura urbana de corresponsabilid

Comparte, si te gusto